viernes, 22 de agosto de 2014

Cobro forzado, dedicación recompensada.

          Yuma de Aregorata. Es una perra muy cazadora, acusa la calor, es muy obediente y el trabajo que realiza lo ejecuta sin fallos. No realiza el cobro. En este apartado no ha respondido a las expectativas puestas en ella, ya que cuando tenía 3 meses recuperó una codorniz con una pasión fuera de lo normal, con sus hermanos de camada presentes. La disputa entre ellos y yo entrar en la escena, para quitársela, creo que haya sido el motivo de este cambio tan radical. Aprende rápido y si le corriges alguna conducta una vez, casi seguro que no lo tengas que hacer más. Si no fuera por que acusa en exceso la calor, estaríamos ante una perra perfecta para la caza de la codorniz y de la perdiz. Aun así, decidí embarcarme en la tarea de educarla en el cobro forzado. 

          El Cobro Forzado. Se trata de una labor de constancia y considerando que cada perro es distinto, Yuma en este campo ha sido muy testaruda. Tanto que he tenido que hacer variaciones en el desarrollo del método, para desbloquearla en varias ocasiones. Cuando por fin cobró a la orden el apport, ya empecé a ver algo de luz, pero no mucha porque lo hacía cuando quería y sin ganas. Mi constancia y recordando que quien más resiste suele ser el ganador, seguí haciendo más variaciones y dando alimentos con olores muy excitantes como premios  para hacer más amenos y agradables los ejercicios. Apport de madera, pequeños troncos, guantes y palomas congeladas, sirvieron para las sesiones de aprendizaje. Después de muchos días de trabajo, el cobro forzado se realizaba más o menos perfecto.

          Llegó la Media Veda. Era momento de comprobar si Yuma cobraría ahora las codornices. Pues no. No cobraba. O para ser más exactos, cobraba pero no traía, dejaba la codorniz donde le parecía y no precisamente cerca de mi. Mi decepción era patente en mi rostro, aunque con disimulo para que no me viera el cabreo que llevaba. La sentaba, le lanzaba la codorniz y le ordenaba cobrar. Yuma cobraba la codorniz y me la traía. Así, una, dos, tres y cuatro codornices. Ante este comportamiento, ya creía que para que me cobrara Yuma, antes tenía que cobrar la pieza yo. Esto es de risa, pero también de un cabreo monumental.

          Jueves 21 de agosto de 2014. Yuma se queda en muestra, su cabeza en alto me decía el lugar distante de la pieza, era en la primera hora y hacía frío y de repente, un precioso bando de perdices rompe el gran silencio de la mañana. Yuma se marcha detrás de ellas y cuando viene, de nuevo se queda otra vez de muestra con gran poderío y con finura de nariz, mirada en alto. Le asisto pensando que sería alguna perdiz rezagada, sale una, dos y tres, me quedo mirando y pensando que eran perdigones, no disparo hasta que me doy cuenta que son codornices y sale una cuarta que abato. Yuma la cobra y me la trae. Muy bien, muy bien Yuma. !Que alegría! 

         En circunstancias normales, por la tarde hubiera sacado a otro perro, pero de nuevo salió Yuma. Quería comprobar si seguía en esa aptitud de cobrar y traer como lo había hecho por la mañana. Ya en el cazadero, bordeando uno de los ribazos de la finca, una codorniz se levanta y la sigo con la vista hasta unos cien metros, unas zarzas impiden ver la nueva dirección. La busco y la perra toma el rastro en un pedregal, pero aun insistiendo una y otra vez, Yuma no desenreda el laberinto dejado por la africana. Una búsqueda distinta y cazando en dirección contraria el ribazo donde había tomado emanaciones, Yuma me premia con una preciosa muestra y con buen hacer, sale la codorniz que abato de primero. Yuma cobra con decisión, me la trae y me la entrega a la orden. Bien, bien, bien............. !Que satisfacción! las horas dedicadas al cobro forzado han dado su fruto. Espero que a partir de ahora, tanto sacrificio se convierta en alegrías. Desde este medio animo a todos los que tengan este problema a que se esfuercen en esta tarea, porque al final, todo esfuerzo tiene su recompensa.


domingo, 16 de marzo de 2014

X GALA DE BECADAS. AMURRIO 2014


Un año más, se ha celebrado con éxito esta importante cita cinegética y que cumpliendo su décima edición, se ha convertido en una de los eventos más importantes de esta categoría.

           Siendo el lugar de encuentro con los amigos y otros en el Bar Mirandés, iniciamos la jornada con el disfrute de las actividades según programa:

l.º 09:30 Exhibición de Perros de Muestra con la participación de:
  • Iñaki Elorriaga con Epaniel Bretón.
  • Luis Maiz con Setter.

2.º 12:30 
  • Homenaje a Mariano Rapún.

  • Intervención de siguientes ponentes en Salón Amurrio Antzokia.

Miguel Minondo Verdú: Presidente del Club de Cazadores de Becada
José Luis Anakabe: Delegado de Zona: Vizcaya,Guipúzcoa,Alava y Burgos del Pointer Club Español y Juez de Pruebas de Perros de Gran Busca.
Fermín Mourenza: Representante de la R.F.E.C en la Comisión Mixta.
  • Experiencias en Estonia por los agraciados en la IX Gala.

3.º 15:00 Comida en Restaurante El Refor.

          Nos desplazamos al lugar de exhibición y dan comienzo a la misma con la participación de Iñaki Elorriaga conduciendo a su Epaniel. Por cómo se desarrolló la prueba, ni perro ni conductor estuvieron a la altura de las circunstancias. El perro se acerca tanto al pájaro que impide la exhibición que de eso se trata. El conductor no logra dominar al perro cuando se lo requirió. 


             Tanto a perro como a conductor, les sobra valía, pero la actuación, demuestra relajación en exceso y falta de preparación para la prueba.
              Siempre acostumbro a quedarme con lo positivo de las cosas y en esta ocasión ese lado se define como que aunque hayamos conseguido un nivel en nuestros objetivos, debemos seguir trabajando para mantener ese nivel o de lo contrario, el termómetro irá bajando y cada vez más.

               Turno para Luis Maiz con su Setter. Bonito setter, poco tiempo para verle.


 A medida que pasaban los segundos, veíamos a un mejor perro, pero la rápida localización del pájaro, hace que apenas veamos su desplazamiento. En su primera localización, abandonó por unos segundos y dejó confundidos a los presentes, pero de nuevo dió la vuelta para mostrar de nuevo y sin ninguna duda. Estilo y comportamiento correcto para agradar a todos.


Turno de los dos perros para patrones.


Acabada la prueba y todos contentos nos vamos a tomar unos vinos para no perder la buenas costumbres.

Son las 12 y nos esperan en el Salon Amurrio Antzokia.


En el Salón de Actos, Oscar Ortueta como moderador se dirige a todos y procedemos a rendir Homenaje a nuestro campeón Mariano Rapún.


       Fallecido el 20 de Agosto de 2013 en Jaca a los 56 años. Consiguió varios campeonatos de Aragón y dos campeonatos de España de becada. Se guarda un minuto de silencio y se le entrega una Placa en su memoria y que recoge uno de sus Hijos que agradece este homenaje a su querido Padre.


A partir de estos momentos, intervienen los distintos Ponentes:



Turno para Miguel Minondo Verdú.




Presidente del Club de Cazadores de Becada. Club fundado en octubre de 1999 con la finalidad de Estudiar la Becada, defender los derechos de los cazadores y actuar con los poderes públicos para una mejor gestión de la becada. Es partidario de no cazar con escopeta en periodo de contrapasa, ya que se trata de los ejemplares que servirán para la crianza de las próximas becadas. Fue desarrollando cada una de las pantallas que se proyectaron con datos más que interesantes y como una imagen vale más que cien palabras, ahí van:














Mención especial para las modificaciones introducidas en los concursos de perros en la caza de la becada.





Después de la fenomenal exposición de conceptos, un merecido aplauso cierra su participación.

Turno para Fermín Mourenza. Especialista en perros de caza, dentro de la R.F.E.C, comienza su turno con su desacuerdo con alguno de los puntos aprobados en el Club de Cazadores de Becada, como no poder cazar en febrero la becada y enumera las pautas que se deberían seguir para una mejor gestión de la caza de becada.





  • Armonizar aperturas y cierres de forma estatal.
  • Cupos. Si no se pueden controlar, no poner.
  • Según él, el Club de Cazadores de Becada, debería celebrar reunión a nivel estatal, para aunar criterios para una gestión de la misma a nivel estatal. Y dicho esto, se centró en hablar de perros utilizados para la caza de becadas.
Ha conocido a muy buenos perros de diferentes razas, pero su predilección se la lleva el Setter.
Según él, las pruebas que se realicen de caza de becada según la normativa del Club de Cazadores de Becada, se van a saturar. Habría que hacer un cribado previo para elegir a los mejores perros y que sean éstos los que puedan participar y no todos.
Un perro que aspire a reproducir, debe ser capaz de aguantar la propia dureza de un adiestramiento. Por ello, las pruebas a realizar deberían medir la resistencia, sin olvidar lo que un buen perro debe poseer, como es Muestra, Respeto y Estilo entre otros.
Aplaude el homenaje brindado a Mariano Rapún y también él lanza otro homenaje a todos los presentes por ser los más interesados en mejorar las razas.
Sobre las características que debe reunir un perro para cazar becadas, enumera algunas como:
Inteligencia o cómo actúa sobre el terreno, constancia, resistencia, cómo dosifica sus fuerzas para trabajar con el Cazador y en el Cazadero según sea éste. Equivale a la facilidad para adaptarse a los diversos terrenos.
La muestra debe ser firme y ante becada, sin muestras falsas. La guía debería ser a la orden o con la máxima prudencia y menciona el " rodeo de la becada" . Hay perros que realizan movimientos enfocados a llevar la becada hacia nosotros y esto está muy bien. Todo lo contrario de aquellos que se mueven alrededor del matorral donde se encuentra la becada.
Para terminar, mencionó el cómo debe cazar nuestro perro y en qué deberíamos fijarnos para mejorar la raza. Cazar es estar en compañía del perro y éste con el cazador. Antiguamente había más caza que en la actualidad y se seleccionaban los ejemplares por sus características innatas y que son las que irán con la descendencia. Actualmente, algunos de los adiestradores eligen los mejores perros para adiestrar, que son los más fáciles y que son los más flojos. Éstos no nos trasmitirán los mejores valores. Por ello, a la hora de cruzar, seleccionar los ejemplares que presenten cualidades deseadas de manera innata.

Interesante intervención, pero el tiempo hay que dosificarlo y llega el turno de José Luis, o lo que es igual a más de lo bueno. Hablar de perros.




Jose Luis Anakabe, Vicepresidente del Pointer Club de España y Delegado de Zona Vizcaya, Guipúzcoa, Alava y Burgos, además de Juez Internacional de pruebas de perros de gran busca.

Brevedad y firmeza en los conceptos expuestos:

Defiende la realización de pruebas encaminadas a seleccionar los mejores ejemplares y que sirvan para mejorar la raza.

Fijarse en las perras con cualidades naturales innatas.

Que sean perros equilibrados, que no se pierdan en el monte, que tengan muestra natural, muestra con estilo de raza y si no tienen estos valores, no cruzar.

Al hablar del lugar en que se encuentra la Cinofília Española, mencionó a Italia y Francia por delante de nosotros, pero resaltó los peldaños escalados. Fruto de ello, hoy podemos hablar de perros con afijos de nuestro País que se han impuesto a perros Italianos y Franceses. Es el caso de Gabriel Ayesta y José Miguel Flores.

Partidario de cruzar las mejores perras de caza con  ejemplares contrastados en los concursos. Amigo de los perros de competición. Si estos perros que llevan altas velocidades, son capaces de poner es porque tienen cualidades que se lo permiten y sobre el aguante para la caza, también. Todo pasaría por que lleven un proceso de adaptación, de hecho un porcentaje alto de estos perros cazan la becada.

Quizá sea en esta X edición de la Gala, cuando más se ha tratado de perros y de verdad que ha sido interesante.  Gracias por vuestras valiosas aportaciones.

Experiencias en Estonia por Aitor y tres amigos más.


Aitor, agraciado con un viaje a Estonia durante la IX Gala de Becaderos. Amurrio 2013.


Buena experiencia para los perros. Becadas muy ariscas. 5000 Has.de terreno para ellos solos. Superficie llana, recomendable llevar GPS.



La jornada se alternaba con espacios de no encontrar ninguna becada y otros de estar constantemente localizando.


Buena acogida, incluidos los perros que han dormido con ellos. Muy contentos.

Viaje recomendable.

Entrega de Detalles a los Colaboradores.



Visita Exposición.






Hora de la Comida.


































Los Premios.

Entre los muchos sorteados, el agraciado con un cachorro setter del Afijo Dendaberri de José Miguel Flores. 

Agraciado: Carlos Intxaurza.



El agraciado con un viaje a Estonia para cazar becadas.
David Llorente, representante de Caza en Estonia con el Agraciado y uno de los organizadores.



La Despedida.



Bonito día hemos pasado. Buenas amistades, buen ambiente y excelentes contenidos, ponen fin a esta Gala que despedimos hasta la próxima.

martes, 10 de diciembre de 2013

Fortalezas y Debilidades del Setter.

ROCO-II

En la escena, Roco-II en muestra sobre becada. 

Es su primer año de caza y puedo decir que he visto en él más de lo que me imaginaba. Debilidades y Fortalezas. Lo cacé a la codorniz y casi acaba con mi paciencia por su debilidad para aguantar el calor. Hasta no acusar la calor, la facilidad para localizar la codorniz, te hacía vivir momentos preciosos, pero pronto llegaba la mediocridad por el efecto del calor. Siempre he dicho que el Setter sufre con la subida del termómetro, pero una cosa es sufrir y otra flojear. Hubo algún día, que llevando una hora cazando, ya se tumbaba y claro, maldices el momento y decides ir a casa y cambiar de perro. Esta gran debilidad en Roco II me hizo pensar mucho. Nunca había tenido un perro tan flojo para soportar las temperaturas de verano. Por ello, pienso que ha podido influir el hecho de empezar a trabajarlo cumplidos los 2 años, algo no habitual en mi que acostumbro a trabajar a los perros mucho antes y someterlos a todas climatologías con varias horas de caza. Hay que exponer a los perros desde pequeños a que realicen algunos sacrificios y que se familiaricen con ellos gradualmente, para no tener que hacerlo cuando son ya mayores. Otra de sus debilidades, el cobro. Cuando tenía 3 meses, hice una prueba sobre el cobro a él y a su hermana Yuma. Ambos lo hicieron de maravilla. Pues eso, lo hicieron, porque ahora, nada de nada. También en esta faceta me han decepcionado. Pienso de la misma manera, y aunque hay setters que cobran muy bien, otros muchos no lo hacen de manera innata y deberíamos practicar el cobro desde pequeños en forma de juegos, para que llegado el momento de cobrar el ave de verdad, no nos llevemos desengaños. Conseguiré que cobren, pero tendré que trabajar y no poco con ellos para conseguirlo.

Si no fuera por haberle visto fortalezas dignas de tener en cuenta teniendo tan solo 4 meses, seguramente ya no estaría conmigo. 

Brisca de Carlos Torres a muestra sobre becada. Con élla,  Roco II, Traviata y Furia.

Por la andadura que tiene que no es sobresaliente, podría encuadrarse perfectamente para cazar codorniz y perdiz, pero la experiencia vivida en verano y la muerte de mi perra Luna, lo he situado en la caza de la becada. Estoy muy contento con él. Su excelente nariz, su muestra, su patrón y su aguante, me están devolviendo la ilusión perdida en él. Realiza un trabajo casi perfecto para ser su primer año de trabajo. A medida que va conociendo el olor de la becada, está queriendo tener más protagonismo y eso le lleva a cometer algún error. Una corrección a tiempo y asunto solucionado. Tenemos que aceptar estos errores. Se trata de perros jóvenes y aprenden con ellos. Este es Roco II, un setter que sufre con la calor, pero capaz de localizar el ave a larga distancia. No quiero ir acompañado de un perro que no haga un buen trabajo, así que Roco II se curtirá en el terreno de la becada y estoy seguro que será un buen ejemplar. El ubicar a cada perro en la modalidad de caza que pueda destacar es muy importante. Pueden servir para cazar todo, pero de cazar todo a ser especialistas queda un mundo. Me quedo con sus fortalezas.

Traviata y Roco II a muestra. A patrón: Furia (Blanca Naranja)

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Apareció FURIA. Desapareció LUNA y para siempre.




Después de estar preocupados por la falta de Furia durante toda jornada de caza, fue al caer el día cuando estando en el monte con la intención de verla por alguna parte, recibo una llamada de mi hijo Luis Julio y me dice que la perra la tienen recogida. José Luis Sevillano Pelarda y Román San Lorenzo Ruiz, han tenido ese buen gesto de recogerla y preocuparse por su dueño. La han recogido en la carretera general, justamente en el Pueblo. A veces, suceden casos con los perros que no les encuentras respuesta. Un perro que tiene una nariz excelente y que normalmente se mueven siempre a base de nariz y son capaces de encontrarte por el rastro casi siempre, otras como ha sucedido con Furia, ya sea por la niebla o por no se qué, se despistan y pierden nuestro control. Alguna vez más me ha pasado esto y no con el mismo perro. Comentando esto con mi primo José María Zardoya Aranda, me decía: " Juan, ponles un collar con los teléfonos por si se extravían, pero iba pasando el tiempo y tardaba en tomar la decisión hasta que llegó el día en que adquirí esos collares y que han facilitado el hallazgo de nuestra extraviada perra en esta ocasión. Gracias, José Luis, Gracias, Román y gracias también para tí José Mari.

LUNA, nos dice adiós para siempre.



Son sucesos que pasan y que nos sorprenden por no haber causas que lo justifiquen. La semana pasada la he dedicado a la caza de la becada. Jueves, Sábado y Domingo. Al término de la tercera jornada, Luna estuvo cazando con mucha fuerza, hasta el punto en que yo le decía a mi amigo Pepe, " Qué fuerte es Luna ". Prácticamente terminamos la jornada con esas palabras. En el lugar que estuvimos apenas llovió, pero los perros no estaban secos, así que nada más llegar a casa, les preparé sus camas con paja, para que estuvieran más confortables. Les puse las raciones de pienso y todos comieron bien, incluida Luna. Al día siguiente, es decir el lunes, al llegar a donde están los perros, todos me reciben y demuestran su alegría con el contorneo habitual. Todos menos Luna. Uhí, algo pasa. Le acaricio, pero no se levanta. En el tiempo de limpiarles, si que lo hace, bebe agua y se vuelve a echar. Pienso que habría cogido algo de frío, también se nos pasa la idea de que pueda deberse al cansancio, pero me extraña por la fortaleza que le acompaña. El martes por la mañana voy a ver cómo se encuentra y llega la sorpresa. Luna está agonizando. No me lo podía creer. La tomo en mis brazos y la coloco sobre una mullida cama de paja, cuando observo que deja todo un reguero de sangre expulsada por el ano. Ya no tiene solución. 2 horas después, expiró.

Después de lo ocurrido, piensas en que si hubiera ido al Veterinario, igual hubiera predicho lo que podía ocurrir y hubiera puesto remedio a algo que hoy es irremediable. Me duele que se haya ido así y pensar yo que podía ser algo con poca importancia o por lo menos ser como muchos de los estados en que he visto a algunos de mis perros a lo largo de su vida. Casos como este, te invitan a ir al Veterinario antes de que pueda ocurrir un mal mayor.