domingo, 19 de diciembre de 2010

A perdices con viento de espalda



Hoy entre días de fríos y fuertes vientos, se presenta una jornada de dudas e incertidumbres. Para comenzar con fuerte viento, pero la temperatura es aceptable.

Ha fallecido Francisco Torres Pedrajas, padre de mi amigo Pepe y pienso durante la mañana en el. En los momentos que hemos ido juntos a cazar, en las veces que hemos conversado, en dedicarle la jornada a el. Así lo hago y encaro las pedregosas laderas y el fuerte viento de cara. Furia toma con estilo las emanaciones, cabeza alta, las perdices están lejos. Sigo caminando y poco a poco, se flexiona y se arrastra. Las pedices están aquí. No, no están. Habrán volado antes de verlas. ¿Ahora dónde estarán? A buscarlas.

Decido pasar a las laderas de enfrente y corto la mano por el lugar que creo que debe encarar otra vez el aire de cara. Furia está cazando con el hocico bajo y llevando el rastro de las perdices de manera poco ortodoxa. Cuando cazas con un perro de muestra, el estilo no debe faltar. Si falta el estilo es como si llevásemos otro perro y no precisamente de muestra. Sin embargo, hay situaciones en que yo lo acepto y es más, lo valoro positivamente y pienso que son recursos que tiene el perro, para adaptar su nariz a situaciones distintas o adversas como es el caso que me ocupa. Si vamos cazando y el viento nos da en la espalda, el perro debe actuar con más prudencia o cazando de otra manera, de lo contrario nos levantará la caza sin que se entere. Furia sigue con el rastro hasta que se levanta la perdiz y la abato sin más alabanzas. La cobra, me la entrega y la anoto en la tarjeta control. Hay una segunda perdiz que cobro en las mismas condiciones.



Entre dos Estilos, entre dos Culturas.

Me debato entre los que tiran a todo que se mueve y nunca tienen suficiente, rebasando los cupos legales establecidos y alguno que mantiene la tesis de practicar la caza sin muerte.

No me canso de repetir que tenemos que cambiar más rápido de lo que lo hacemos el colectivo de cazadores. La caza ha mermado mucho en los cotos que se cuidan y casi se da por desaparecida en otros donde se ha practicado la caza sin control.

Hace unos días comentaba con José Angel, cazador de liebres con excelentes perros de la raza Azules de Gascugha sobre este tema. De si tirar a una liebre que me han puesto los perros a muestra o no tirarle. Yo le decía que si le tiro. Según el, no debería de tirarle. Argumento: Si voy a la becada, ¿Porqué tirar a la liebre? Yo le decía, que estoy debatiéndome entre extremos. Yo deseo salir con la escopeta, respetar las normas de mi colectivo al máximo y terminar los buenos lances con el arma si puede ser. Perdices que vuelan y no las ha trabajado el perro, mejor no tirar, aunque considero que es difícil, tengo que decir que en varias ocasiones no he tirado a esas perdices aunque hayan sido fáciles de tirar, así como alguna liebre inocente huída de los perros de pluma y que nada me estimulaba el acabar con ese ser inocente. Con estas muchas dudas en mi mente, proseguí la jornada de caza y yendo muy avanzada la mañana, Furia se marchó, por la dificultad del terreno no la veía. Me marché hacia donde se había ido y cuando había andado unos cien metros, se me levanta una perdiz a unos quince metros. Me quedé como una estatua. Me dije "Pero si se ha ido Furia por este lugar, ¿Cómo no la ha manifestado? Conclusión: No quise dispararle y un poco enojado. Aun me enojé más, cuando veo levantarse a Furia de ese lugar. Estaba a muestra, tumbada y con la vegetación un tanto alta, no veía a la perra. !Que pena! en esta ocasión, me hubiera gustado no haber sido tan respetuoso. Furia se merecía esa perdiz.

Después estuve caminando, para intentar tener otra ocasión de esas, pero no fue posible. Las piernas castigadas y con dos lances dedicados a mi amigo Francisco.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Y la Luna cambió.



!Que ganas tenía! Después de venir a casa muchos días descontento con el trabajo de Luna, hoy he visto un cambio que me hace estar más ilusionado para poder tener una perra en la que confiar para ir al monte a localizar becadas y poder terminar los lances que se presenten, independientemente de capturarlas o no.

Han sido varios días los que han pasado sin ver ninguna becada y cuando esto sucede, te invade el pensamiento de ¿Qué difícil es localizar una? y si que es verdad, pero llega el momento en que la situación cambia y pasas del aparente "letargo" al cuerpo espectante y atento a todo lo que pasa en el monte.

Llevaba 4 horas sin ver nada de nada. Solo algún corzo. Sobre la una de la tarde Verdi se flexiona, camina gateando para quedarse a muestra. Comienzo a despertar, todo hace pensar que se trata de una becada. Llega Luna y ese cuerpo dinámico se inmoviliza en el mismo lugar. Tanto Verdi como Luna son perros carniceros. Cuando muestran en un porcentaje alto, la caza está ahí o está cerca. En esta ocasión, rompen la muestra. Deduzco que ha estado la becada. Comienza la búsqueda, pero pronto veo a Luna deslizarse, guía sin pararse y no toma bien la distancia y provoca que se levante la becada sin poder disparar. Me la hubiera "comido" Me enfurece y le corrijo una vez más y sin que tuviera muchas esperanzas de ver un cambio inminente.

Cuando nos equivocamos y es para bien, !Que gusto! Así me pasó a mi. Pasaron escásamente cinco minutos cuando Luna y Verdi bloquearon de nuevo la becada. Estuve esperando hasta que la becada decidiera salir del escondite elegido. Unas raices espesas y rodeadas de pequeños arbolitos. Si sale tengo que estar muy atento, el lugar aunque un poco difícil no está mal. ¿Estará la becada? ¿Si sale, acertaré?

!Que bien lo está haciendo Luna! Verdi en su línea. Por fin, sale a Dama del Bosque a la velocidad que acostumbran y de un certero disparo, satisfago el deseo del equipo. ! Que alegría ! Luna que no me había cobrado en condiciones nunca, cobró con un deseo incontenible, no la soltaba, se iba, venía, se iba de nuevo y poco a poco le llamé para entregármela llena de satisfación. Es en estos momentos, cuando empiezo a ver una luz de esperanza de comenzar una nueva etapa en la evolución de Luna. Vamos a ver qué pasa.

Es hora de reponer fuerzas, hace frío y considero que dentro del coche es el mejor lugar para comer el bocadillo y descansar un poco. Son las tres de la tarde, estoy lejos de casa, pero me resisto a irme sin seguir buscando. Bueno, un poco más y agotamos el día. Así lo hago. Suelto los perros y cuando todavía no había cargado la escopeta, escucho los sonidos de los collares que señalan que están en muestra. !No puede ser! ! Que suerte ! deprisa, deprisa. Llego a los perros y efectivamente, todo indica que se trata de una nueva becada. Sale, disparo y se lleva todo el tiro el pino. La becada se escapa. Mecachis. !Que pena!. Sigue la búsqueda, Luna desaparece y no escucho el sonido. ¿Dónde estará? ¿Estará a muestra? Me marcho para atrás y escucho algo. Sigo caminando y la percibo mejor. Luna está a muestra. !Que alegría! El saber que está respetando y haciendo su trabajo correctamente me llena de ilusión y me dispongo a correr y afinar mi precario oído, para llegar lo más pronto posible. Por fín, ahí está. Luna tiene bloqueada a su becada. Sale, de nuevo disparo y otra vez que se me escapa. Después de un buen trabajo, que se me escapen, no es para contarlo, pero así es.

Triste, cabreado o enfurecido, pero no renuncio a seguir buscando. De nuevo Luna con Verdi la localizan una vez más y otro disparo y otra vez que no acierto. Madre mía. Esto no puede ser. La rabia y la alegría me invadían. Luna se había transformado. Además de localizar las becadas con mucha facilidad, lo estaba haciendo francamente bien y bonito. Motivos suficientes para sentirme feliz. Era lo que perseguía con esta perra que siempre consideré que tenía facultades, pero que no trataba con la suficiente prudencia a la caza. Hoy ha sido distinto. Y la rabia me la producía el no acabar con los lances que se presentaban. Todo se puede ver desde el lado positivo y es que con una becada que se escapa y se localiza de nuevo son oportunidades de oro para poder educar a una perra que esté en ese proceso. Lo veo así y continúo la búsqueda.

Es muy tarde y esta becada se habrá ido al "quinto infierno" será difícil localizarla. Bueno, daré una vuelta más por donde intuyo que ha podido ir y me voy a casa. !Otra vez!, collares al viento, a correr, los perros están a muestra. Me quedo cubriendo una salida. Intento colocarme mejor, pero no puedo pasar. Si me voy al otro lado peor, pues aquí me quedo. Intentaré estar atento para poder verla. Espero varios minutos, para ver si Luna aguanta la presión y si. Luna está en pleno cambio. La becada sale difícil, pero esta vez acierto y la alegría nos invade a los perros y a mi. Verdi cobra la becada, le acaricio y me la entrega. Muy bien, muy bien. Se la lanzo a Luna y la cobra con unas ganas irreconocibles. ¿Porqué antes no me cobrabas y hoy lo haces como si fuera tu propia existencia? !Que alegría te producen estos cambios que suceden y que no te los esperas! ! Que feliz me marcho hoy a casa! dos becadas, Luna localizando bien, respetando y cobrando. No puedo pedir más.

martes, 7 de diciembre de 2010

Adiós Francisco. Adiós Pedrajas. Adiós Amigo.



Después de tantos años de fiel amistad y momentos vividos juntos, no puedo seguir escribiendo sin dirigirme a TI.

Naciste un 28 de junio de 1923 en Andújar (Jaén). Las circunstancias de la vida y por motivos de trabajo te trasladaste a las frías tierras sorianas, para acabar residiendo en Ágreda. Eso ya hace 45 años. Supiste adaptarte a nuestras costumbres y también a nuestro clima. Bueno, alguno de tus hijos,principalmente Isabel que mal lo pasaba por el frío en la empresa Industrias Revilla. Se dice y se habla mucho de la palabra "inteligencia". Para mi, esta palabra significa la capacidad para adaptarse. Tu y tu esposa Conce (Concepción Delgado Brito) sobresalistéis en ella. Como se suele decir " De tal palo, tal astilla " Habéis criado y educado a 10 hijos que atesoran esa habilidad o condición inteligente de vosotros. Sin embargo, nunca te olvidaste de tu querida Andalucía. En esta foto, se ve como tomas la belleza andaluza con ese anhelo oculto y resignado por no poder disfrutarlo más.

Tu hijo Pepe, por edad, por coincidencia en las aulas escolares, por trabajo y principalmente por la Caza, fue el motivo de que yo haya sido "parte de tu Familia" como todos vosotros parte de mi.

Has sido un hombre callado, respetuoso y cercano para los que deseaban hablar contigo. Dejabas que la vida transcurriera libremente para cada uno. Por ello, tus paseos por la Plaza Mayor en los años posteriores a la jubilación, estaban cargados de paz, de pensamientos de los años vividos, de los acontecimientos presentes, de las grandes diferencias entre lo que fue y lo que es, pero nunca pensabas en " La vida de los demás "

Tu café de la mañana en el Bar Los Arcos, tu periódico y tu bonita soledad, siempre han hecho que viera a mi Amigo en Paz por el deber cumplido. Tu esposa feliz y tus hijos cada uno con su vida "labrada" por ellos mismos.

Hoy 7 de Diciembre de 2010 a tus 87 años nos has dejado para siempre, para descansar en una Paz infinita. Por ello, repaso alguno de los momentos de caza de los muchos que compartimos juntos.

¿ Te acuerdas aquel día de la desveda de la codorniz en el que tu inseparable perro Trabuco con su buen hacer mostró una codorniz, fácil lance, disparaste el primer tiro, erraste y la codorniz vino hacia ti y tu fuiste detrás de ella intentando darle con la escopeta durante varios metros por la cercanía de la misma y sin hacer uso del segundo disparo se escapó ? Aun cuando nosotros Pepe y yo, decíamos, dispara el segundo, dispara el segundo. ! Que risas !

¿ O aquella en que fuiste a coger tu interminable coche Renault Gordini y no te explicabas como habiéndolo dejado bien, el lunes no funcionaba ? Te lo cogió Pepe sin tu permiso, nos fuimos a Moncayo, junto con Santiago Lasheras Cacho. Subimos hasta el Hotel, máxima altura que se puede circular con vehículo. Por la velocidad en que tuvimos que subir, lo quemamos. Luego era todo pendiente de bajada y fue fácil llevarlo, en punto muerto hasta pasado Vozmediano. A partir de aquí era todo subida hasta Ágreda.! Madre mía, que paliza ! Pepe temía decirte lo que había pasado y en aquellos años, sin dinero y con mucha juventud, decidimos llevarlo a base de empujar entre los tres. Esto si que fue interminable y aquí también nos quemamos nosotros, pero el coche lo llevamos hasta casa sin que te enteraras tu. Ese saber estar del que has hecho gala, hizo que lo tomaras como propias de nuestra juventud y todo quedara para el recuerdo.

Creo que puedes sentirte feliz y descansar en esa Paz merecida. Toda tu Familia ha estado para despedirte. Tu querida Esposa, tus hijos, sus respectivas esposas, tus 20 nietos y los 6 bisnietos así lo han querido. Ellos han estado para decirte que se sienten orgullosos de ti y para llevarte a ese descanso con todo su amor y cariño.

Yo, solo decirte que me siento orgulloso de haber compartido esos momentos contigo y de haber querido que perteneciera a esa tuya gran Familia. Descansa en Paz.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Cazar mucho, matar poco.


28 de Noviembre de 2010. Ayer sábado fuimos a las becadas, pero no vimos ninguna. Hoy domingo vamos a las perdices. Mi amigo Pepe con Etorri y yo con Furia. La mañana se presenta muy fría, una escarcha que parece que ha nevado y nuestro ánimo caliente. Pepe tiene ganas de vivir algún lance digno de retener en la memoria. Etorri con unas prestaciones excelentes en la caza de codornices no hace un buen trabajo en perdices y Pepe tiene ganas de ver cosas diferentes. Apostaremos porque sea hoy el día del cambio. Una vez preparados, sacamos los perros y los guantes. !Que frío!. Iniciamos la búsqueda y cuando llevamos andados unos cuatrocientos metros, furia se queda en muestra, etorri patronea, ambas con buen estilo. Rompen la posición y pronto para Etorri, respeta Furia, guían, pero Etorri no soporta la presión de las emanaciones comete el primer error, rompe la muestra y veo como el bando se ha levantado mucho antes de poder disparar. Seguimos la mano por si se ha quedado alguna y efectivamente veo cómo se levanta alguna más. Le aviso a Pepe de esta situación y de la dirección que han tomado unas y otras. Como siempre nos sucede, empezamos juntos, terminamos cada uno por su lado. Pepe se centra en una que se ha desperdigado y yo me centro en otras. Enseguida, Furia las detecta, pero sin haber motivos para que nos sintieran, las veo volando.

De nuevo Furia a muestra. Buen trabajo. Respeta perfectamente y me lleva a ellas. Que bien, estoy en buen lugar para si sale alguna. Furia ya no desea caminar, mi corazón se altera, pero no se atreve a palpitar por miedo a levantarlas, paso por delante y veo como se levantan fuera de tiro. ! Que pena ! Hay que seguir. Las horas pasan, bastantes lances pero posibilidades de disparo ninguna. Hago un recorrido para tomar el buen aire y Furia en vez de seguir mi dirección se marcha en opuesta. No es normal, la veo como se alarga y la pierdo de vista. No viene y eso me hace pensar que ha podido tomar las emanaciones. En parte me enfado, pero también pienso que si ha olido las perdices su deber es ir hacia ellas. Me doy la vuelta y voy en su búsqueda y pronto la veo a lo lejos en muestra. Muy bien. Me voy acercando a ella y cuando le acaricio comienza a guiar, pero otra vez las perdices sales fuera de tiro. Como saben. En este caso es normal que hayan salido a distancia. La perra llevaba varios minutos parada y las perdices le habrían visto, así que apeonan y se alejan. Saben demasiado. A por ellas. Me están ganando la partida y las fuerzas ya van algo más mermadas, pero soy perseverante e insisto en buscarlas de nuevo.

" No es todo oro lo que reluce " no. Ante una muestra de Furia me hace estar alertado, pero me decepciona al se un pájaro y que a la postre, hace que ante una nueva parada fulminante minutos después, vea otro pájaro salir y considere que me está tomando de nuevo el pelo. Este fue mi error, no hice caso y cuando llevaba unos cuantos metros de distancia, se levantó una astuta perdiz. ¿ Será posible ? pues si. La brava perdiz, supo cuando salir para no ser tirada.

Son muchas horas de andar y andar, subir y bajar montes y que te pasen cosas así, pues te da rabia. Furia me pregunta ¿Y ahora que tengo que decirte a ti ? Yo le digo que lleva razón. No he confiado en ella.

Me voy alejando del punto de partida, las horas pasan, las fuerzas más mermadas y sin ninguna captura. No me doy por vencido y decido seguir. Paso un camino rural y de nuevo la perra toma una emanación que me lleva hasta la cumbre de la pequeña elevación. Se para y paso por delante con la sorpresa de ver cómo se levanta una perdiz mermada por algún perdigón de otro cazador. El disparo es sencillo y termino la escena. Muy bien Furia, muy bien.

Varias ocasiones más se quedan en mi memoria, pero hasta las tres de la tarde, seguí caminando sin éxito. ! Que difícil es abatir una perdiz aun con un buen auxiliar ! Son bravas, astutas y desconfiadas. Seis horas y media caminando a una buena velocidad, para conseguir una perdiz y mermada. Es poco pero no está mal. Pienso que otros cazadores no pueden hacer esto. En sus cotos han tenido que recortar días de caza y posiblemente hoy no hayan podido salir a cazar. Con esta comparación no puedo evitar acordarme de los cazadores que no respetan los cupos de piezas establecidos. Me pregunto ¿ A estos se les puede llamar cazadores ? ¿ O tiradores ? Gracias que hay una gran mayoría que prefieren cazar más tiempo, capturando menos.

martes, 23 de noviembre de 2010

Respeto al Medio Ambiente


Los cazadores estamos pidiendo a gritos que se respete al Medio Ambiente para que no se extinga la caza menor. Comprendemos a los agricultores que tienen que trabajar la tierra y deben procurar que sus cosechas se reproduzcan lo más limpias posible de las diferentes malas hierbas y enfermedades, pero también solicitamos de ellos que hagan buen uso de los productos, que sean escrupulosos con las medidas adecuadas, que no es lo mismo echar 1 ml que 2 ml. La diferencia está en que si toman las medidas exactas cumplirán con su objetivo y no destruirán la fauna que habita en el entorno. También pedimos que se conserven los arbustos de los ribazos y otras zonas que limitan las fincas. Que se practique la recolección de los cereales de interior a exterior, que se eviten las horas nocturnas, etc. etc. Evitaremos que muchas codornices, perdices y liebres se libren de caer en las "bocas" de cosechadoras, empacadoras y otras máquinas utilizadas en esas tareas.

Por la parte que nos afecta a los cazadores ¿Estamos haciendo lo que podemos para proteger el Medio Ambiente? o pasamos de cosas tan sencillas como la simple recogida de las vainas de cartuchos. Es frecuente ver vainas abandonadas en el monte como se puede ver en la foto y que un cazador recoge para depositarlas en el contenedor correspondiente y que serán recicladas, dando lugar a otros objetos de utilidad.

Es fácil ver en el campo, botellas, latas, cartuchos, bolsas de plástico, etc. etc. En la medida que podamos los cazadores, colaboremos para que poco a poco cambie esta realidad.

El día de Gora

21 de noviembre de 2010. Esta temporada me está resultado bastante gris. Aunque he vivido momentos bonitos, no los he acabado. Por ello, cada jornada de caza que se presenta es una nueva oportunidad que tengo de cumplir mis deseos. Hoy Pepe se marcha con los sabuesos a los conejos. Ayer, los corzos le jugaron una mala faena y tras el castigo correspondiente, desea no confundirles. Me parece una decisión acertada.


Mi hijo Emilio y yo nos vamos a las perdices. El con Gora y yo con Furia. El último día que fuimos juntos, disfrutamos. Deseo que se repita y se multiplique. Gora bate mucho terreno y Furia se marcha tras ella. Le llamo y le digo que vale de locuras y malas actuaciones. Poco a poco se centra y trabaja con independencia. Gora se traga el monte, pero pronto toma las primeras emanaciones de las perdices que le hacen bajar el ritmo y con estilo felino le dice a Emilio que ha llegado la hora de hacer cosas diferentes. Las tienes ahí, te guío, prepárate, te guío un poco más y sigues tu. Emilio así lo cree. Gora no desea seguir más y Emilio decide seguir solo para adelante según le indica, de pronto, 7 perdices levantan el vuelo tan cerca de el, que su singular zumbido, sorprenden a Emilio y le hacen fallar. !Que pena! Gora, te merecías una. Hemos fallado nosotros. La próxima procuraremos estar más acertados.


Constancia, Sacrificio y Fe
. Valores y virtud que no deberían faltar en una persona. En un cazador tampoco. Así es. Después de fallar Emilio, yo lo comprendí y además le dije que a mi me ha pasado no una, sino varias veces. Son armas que tienen las perdices y que en muchos momentos les sirven y que debemos valorar como bravura de nuestra perdiz roja. Decidimos ir tras ese bando y las vemos levantarse, pero lejos y sin saber qué dirección toman. Confiamos en que nuestros auxiliares descifren su presencia. Andamos bastante, pero no damos con ellas. Abarcamos más terreno para tomar el buen aire y cuando estamos llegando al final del recorrido, Furia, se tumba, se desliza en un ribazo de zarzas y maleza. Será algún conejo digo yo, bonitas muestras que hacen que Emilio saque la cámara, pero por el rabillo del ojo derecho veo a Gora a muestra a unos 50 metros. Dejo a Furia con Emilio y sigo a Gora, sabía que no fallaría. Muestras felinas, llenas de pasión me hacían presagiar algún lance próximo. Emilio se da cuenta de la escena y abandona la cámara para unirse a la fiesta, Gora seguía con sus guías, se para en una elevación y ya no sigue, paso por delante, se levanta la perdiz y terminamos el precioso lance. ! Que bonito ! ha merecido la pena. La primera perdiz de la temporada. Esto si es caza. Pocas capturas pero donde el trabajo del perro y la constancia y fe del cazador se unen para poner la caza donde se merece. Ahora toca anotarla en la tarjeta para cumplir con las normas de nuestro acotado.


Emilio ha disfrutado de lo lindo, pero su pensamiento está en el bando que ha salido tan cerca y que le ha sacado de sus "casillas ". La perdiz que hemos cogido no es de las del bando, por ello seguimos en su búsqueda. Son varias horas de caminar por terrenos pedregosos que nos sacrifican las piernas, pero no nos damos por vencidos y seguimos buscando nuestro objetivo. Emilio toma altura y de nuevo Gora en su salsa. Pronto un nuevo recital y que Emilio se lleva en su memoria porque ahí su cámara no aguantaba tanta presión. Iba sobreavisado y por fin, de nuevo da con el pequeño bando que le sorprende de nuevo con estruendo perdicero. Esta vez, Emilio, templa sus nervios y decide mirar a una sola, para terminar el lance y ofrecérsela a Gora. Llévala tu, te la mereces. Bravo Emilio, te has liberado de ese pensamiento, ¿eh? solo en parte contesta.

Las perdices vuelan que es un primor y nuestras fuerzas requieren que repongamos. !Que bien sienta ese descanso ! Miras el Moncayo, los montes, el lugar donde irás a continuación, repasas lo vivido en la mañana y de nuevo te incorporas con más energía para seguir tras las rojas e intentar tocar alguna emanación que de forma a Furia en su progresión.

Pateamos el monte. Una mano otra mano, un monte, otro y alguna perdiz que vemos levantarse a lo lejos. Gora le indica a Emilio que lleva otra, yo observo de lejos toda la escena, bonita escena, Emilio camina por delante de Gora. Yo veo salir la perdiz que Emilio no ve. Le indico con señas que lleve la mano, para adelante, para adelante, la perdiz no logramos echarla, pero seguro que estaba y no lejos. Furia tomo unas buenas emanaciones en unos aliagares espesos y ahora pienso que no le dejé lo suficiente, pero pienso que esa perdiz se nos quedó ahí. Un poco más abajo toma otra emanación y creyendo que sería la de la perdiz que seguíamos, aparece Furia con otra en la boca. Estaba herida, pero del domingo anterior.

Hay perros que tienen algo especial para alguna labor. Eso me obliga a pensar de Furia. El año pasado me localizó 2 perdices que estaban heridas de ala. Este año no es diferente y a la que encontró el primer día, hay que sumarle otra de hoy. No quería que Gora le anulara del todo, aunque si que le ha demostrado que la belleza debe acomparse con la efectividad.

¿Qué hora es, pregunta Emilio ? la 13:30 digo yo. Es hora de marcharnos y tomar un vermut me dice. Todos los días llegamos tarde y por hoy ya vale. Estamos felices y hemos vivido muy bonitos lances. Aunque no son mis sentimientos el irme tan pronto, le hago caso y nos vamos camino del coche. Cuando estoy en casa, me doy cuenta que Emilio lleva razón. Vale la pena llegar un poco antes y dedicar esos minutos con la Familia. No se si me acordaré el próximo día.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Corzos 3- Becadas 0



Soria, la gran desconocida.


Quien te ha visto y quien te ve. Yo no puedo hablar de haber conocido a mi provincia de Soria siendo el "paraiso de la caza" . Eso lo pueden contar las personas que son unos cuantos años más mayores que yo. Sin embargo, si que la he conocido con abundante conejo, mucha perdiz y gran cantidad de liebres. Las becadas no las cazábamos. Hoy todo es distinto. El sábado 6 de noviembre por no ir más lejos, me desplacé a uno de los pueblos donde puedo cazar y la experiencia de este día es la misma que se repite durante la temporada de caza. Estuve cazando la becada, pero no localicé ninguna, pero esto es normal. Estamos al comienzo del mes de noviembre y la climatología es demasiado cálida para que se desplacen las chochas. Lo que no es normal es que durante las 6 ó 7 horas que estuve pateando el monte no viera más que corzos. Esto que digo que no es normal, es lo más frecuente. Con estas experiencias, el futuro de la caza menor es incierto.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Libertad y Colaboración.


Cada maestrillo tiene su librillo. En las tertulias, cada tertuliano cuenta cómo actúa con sus perros desde que son cachorros, para cuando son mayores que trabajen según sus gustos. Así es y si cada uno consigue lo que quiere, entonces ese método es el mejor para el. A mi me gusta darles mucho monte y mucha libertad. Observarles y ver cómo evolucionan en cada salida. Si la aficción va creciendo o veo lo mismo todos los días. Como localiza la caza, como se comporta con ella y así me voy convirtiendo en un mero espectador. Una vez que el perro está metido en emanaciones y quiere monte y más monte, es entonces cuando generalmente los llevo con escopeta. Son perros que cometen errores y que poco a poco voy corrigiendo por eso me toca sufrir y muchos no deseen seguir mi método. Lo cierto es que una vez que el perro sabe que le daré libertad si colabora conmigo, se convierten en perros sin complejos y que desde ese momento, el sufrimiento se convierte en un disfrute contínuo. Por el contrario, estamos asistiendo a presenciar perros que son excesívamente obedientes y en momentos concretos que han localizado una emanación donde los humanos pensamos que es un error, les llamamos y qué pasa, pues que abandonan los rastros y obedecen porque de lo contrario serán castigados.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Una de Cal y otra de Arena

Domingo 31 de octubre. La mañana se presentaba ventosa y con pequeños chaparrones. Mi Madre que a pesar de su edad 83 años y su delgado cuerpo no ha perdido esa fuerza mental que le ha caracterizado siempre, me oye venir a por la perra y se levanta para decirme " dónde vas con el día que hace". Yo le contesto: Madre, ya me conoce, muy mal se tiene que presentar el día, para no salir de caza.


Hoy me marcho solo con Furia a las perdices. Pepe se va con su hijo Rubén a los conejos y mi hijo Emilio no vendrá. Ha decidido manifestarse en contra del cierre de la Residencia Sor María de Jesús sita en nuestro pueblo de Ágreda, junto con otros once ciclistas que recorreran la distancia que separa a nuestro Pueblo con Soria. Allá les recibirán, junto al Río Duero, todas las personas que se han desplazado para dejarse oir en contra del cierre.También se unirán mi hermano Jesús del Río y Victor Carrasco, atletas que recorrerán una parte del trayecto.

Comienzo la mañana ilusionado de poder contar con varios lances a lo largo de toda la jornada y más contando con una hora más por el cambio.

Furia empieza bien la mañana, tomas algunas emanaciones y su comportamiento es excelente. No veo ninguna perdiz, pero Furia sigue con su recital de muestras y guías. De pronto, ve que las perdices no están donde parecía que su fina nariz le orientaba y rompe a correr en su busca. La pierdo de vista y tarda varios minutos en venir. Le riño al mismo tiempo que le tiro de las orejas y con algunas palabras de enfado y pocos amigos.

Sigue la mañana, era muy pronto todavía y las ocasiones deberían llegar. Eso pensaba yo.

De repente, otra vez, Furia se queda en muestra y creo que es perdiz. Mi hijo Emilio, el día anterior me dijo, Papa, saca fotos, tienes que escribir en el blog y la cámara debe ser tu fiel compañera. Me dice para fortalecer su mensaje, "Yo cuando salgo con la bicicleta para adentrarnos en esa rutas maravillosas, me sacrifico. Paro y hago fotos y que son las que veis después y tanto os gustan" haz tu lo mismo en la caza.

Pienso en ello y saco la cámara. Furia está en muestra, la escopeta con una mano y la cámara en otro, la vista que está más en si sale la perdiz que en la cámara, uh, que difícil se me hace. Solo en pensar que las perdices no están por la labor de posar para las cámaras y que saldrán y se marcharán, hecho la foto y pronto la recojo y seguimos con la asistencia a Furia. Le había corregido antes y deseaba ver un trabajo perfecto y que sea el comienzo de una constante que se repita domingo tras domingo. La guía está siendo larga, llevo unos 150 metros con ella y espero que sea el bando. Le acaricio y ya no quiere seguir más. Buena señal. Paso por delante, furia se queda, me consiente que sea yo quien resuelva la incógnita.

Está ahí me dice. Camino hacia adelante, pero no sale ninguna. Se levantan dos pájaros y me hace pensar en que me está tomando el pelo con los pájaros. También pienso que llevando casi 200 metros con emanaciones, no pueden ser las alondras. Segundos más tarde, de nuevo guía y yendo yo por delante, veo como salta una perdir que me indica que no puede volar, está herida y se acaba el lance. Muy bien Furia, muy bien. Antes habías decidido decidir tu sola sin conseguir nada. Ahora hemos sido los dos para conseguir lo que perseguimos.

El día se presentaba bien con este lance, pero nada de nada. Andamos mucho y pateamos todo el monte, pero no tuve ocasiones. Cuando ya eran las dos y media de la tarde, empezó a llover con el viento de cara, casi veía cuando Furia me lleva unas emanaciones, va en muestra, guía y se levantan dos perdices. Toman una velocidad endiablada, disparo, pero solo sirve para hacerles más fuertes y que el próximo día, salgan en vez de a cien metros lo hagan a doscientos.

La temporada está en sus comienzos y los malos resultados, no evitarán que la caza sea para mi un veneno. Ya estoy pensando en el próximo día. Cuanto menos capturo más ganas tengo al nuevo día.

domingo, 24 de octubre de 2010

Desveda de la Caza Menor 2010

Amanece. Estamos en el monte cuando viene el día y según nos estamos preparando, Emilio escucha el canto del Perdigacho. Escuchad. Es ahí. Juan también lo oye y Pepe con mejor oído, comprueba donde está. Le llama y el contesta. Es ahí, Emilio y Pepe coinciden. Pensamos que el bando estará con el tenor.



Diseñamos la estrategia para que vuelen hacia el lugar que queremos. Han de pasar media hora para tomar las primeras emanaciones. Furia se flexiona, se tumba y comienza a deslizarse como una serpiente. La perdiz va por aquí. Rompe la muestra, pero sabiendo que la tiene por delante, de pronto otra vez, en el alto del pico lo mismo. Se levanta la perdiz y puedo tirarla, pero no lo hago por creer que estará el bando y saldrá alguna mejor. Pronto compruebo que he errado al pensar eso. Estaba solo el perdigacho.

Seguimos Emilio y yo con la mano, Pepe está un poco más distanciado. Vamos hacia el. Según vamos por la ladera, otra vez Furia, toca otra emanación. Su forma de actuar, me dice que es perdiz y la tiene por delante. Furia está a muestra, me mira, yo le digo que me guíe, no desea pisar el terreno prohibido, le insisto y lo hace, pero tomando muchas precauciones. Muy bien, pienso yo. Nos miramos y me dice que desea hacer las cosas bien y las hace. Otra vez la perdiz, vuela fuera de tiro. !Que pena! Furia lo había hecho muy bien y hubiera sido bonito poder terminar el lance, pero la perdiz nos ha ganado otra vez.

A Pepe lo vemos por las alturas, pero muy alejado de nosotros. El bando no lo hemos localizado, pero vamos en su busca. De repente, Furia se queda en muestra, nariz alta y guía más deprisa que las veces anteriores. Las perdices están lejos. Efectivamente. A unos cien metros, se tumba, le acaricio y veo como se me levanta el bando de perdices fuera de tiro. La mañana me está resultando divertida, pero sin poder acabar ninguna localización. El aire hace que el bando se desplace a gran velocidad y hacia otras laderas. Terminamos la mano y vamos en busca de Pepe. Una vez que sabemos dónde se encuentra, iniciamos otro recorrido y con la intención de buscar las huidizas perdices. Gora se queda a muestra, Furia también. Cuidado Emilio. Nos acercamos hacia donde nos apuntan, pero no sale nada, las perras siguen cazando y otra vez a muestra. Las llevamos por delante, de pronto, se levanta una perdiz que Emilio se dispone a disparar y veo que con acierto la abate. Escucho el aleteo de otra mientras estoy viendo el impacto de la primera, pero se marcha. Observamos de lejos que Gora y Furia se dirigen hacia el lugar que ha caído. Está bastante sucio, pero la cobra Furia y aunque está a bastante distancia de donde estoy, me la trae con delicadeza y me la entrega. Muy bien Furia. Después de cuatro ocasiones fallidas, al final lo hemos conseguido.

Emilio se dispone a cumplir con las normas internas de la Asociación de Cazadores y que consisten en anotar cada captura en la tarjeta. Hay límite de piezas y nos parece una buena medida, especialmente en estos momentos en que tanto la Perdiz como la Liebre están en horas bajas. El Conejo no corre mejor suerte, así que todos los cazadores debemos colaborar en cumplir con estas normas y no sobrepasar los cupos autorizados. Saldremos ganando todos.

Son las diez y media y Emilio me recuerda que hay que almorzar. Vamos a cazar todo esto y abajo paramos. No localizamos ninguna perdiz y es el momento de reponer fuerzas y esperar a que venga Pepe, para decidir la mano siguiente. El bocadillo sabe a gloria bendita. Si no fuera por Emilio......

Ya viene Pepe. Haber qué nos cuenta. Las escasas localizaciones, hace que decidamos cambiar de lugar. El cambio no ha sido fructífero y el día transcurre sin nada que destacar. Hasta el próximo día.

sábado, 23 de octubre de 2010

Vísperas de desveda de la Caza Menor



La una de la madrugada. Faltan pocas horas para que de comienzo el día tan esperado. Voy cumpliendo años y me tomo la llegada de la desveda con más tranquilidad que en mis años jóvenes y también con más entusiasmo. Por ello, no dejo de pensar a qué lugar iremos, si tendremos suerte de dar con las perdices, si mi Hijo tendrá un buen día. Rezo porque así sea, que disfrute y que los pocos momentos que vamos juntos, que se conviertan en días inolvidables.

Respecto a mi, no pienso más que en poder ver trabajar de manera perfecta a Furia y eso significa que debe mostrar y guiar con estilo y saber respetar hasta que sea necesario. Eso deseo, pero por otra parte, pienso que no está tan madura como para ir con todas las garantías. Por mi no quedará y si tengo que corregir, así lo haré hasta conseguir el objetivo.

Me marcho a descansar, pero ya estoy pensando en levantarme. Que pasen pronto las horas y comencemos a caminar. La veda se abre ya.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Furia y Luna se prueban a codornices



Durante los meses previos a la media veda, sacamos los perros a que corran. Cuando faltan días para la apertura, se campean si se puede en lugares en los que sabemos que pueden detectar alguna codorniz y el día de la desveda los llevamos a cazar. La muerte de Roco, no podía pasar desapercibida. Su marcha ha dejado al descubierto mis "abandonos" respecto a la dedicación dirigida a Furia y Luna y por ello me ha tocado sufrir y trabajar mucho con algo de éxito como recompensa y esto quiere decir que debo de seguir con el trabajo y la constancia para enmendar el tiempo perdido.
Cuando se tiene a un gran perro, generalizando, lo llevamos todos los días de caza, sacrificando a los más jóvenes que los dejamos en la perrera, para ir sacándolos en momentos distintos y que casi siempre gozan de menos y peores momentos. Eso es lo que les ha pasado a Luna y a Furia. Son perras campeadas, pero no trabajadas. Dicho esto, el sufrimiento del que hablo se comprende. Han cumplido 3 años y cuando deberían ser perras con una experiencia suficiente para empezar a decir "tengo un perro de total garantía" pues no lo son de esa garantía. Espero que este año a base de trabajo y dedicación, recuperen el tiempo perdido.
Luna salió la primera el primer día de la desveda. Correr y más correr, de detectar codornices, pocas. Así pasan los minutos y las horas, llamando, chillando y me voy dando cuenta de sus carencias que son mis carencias.

Por la tarde sale Furia. Distinto cazar, pero la falta de experiencia se traduce en que un perro corre, pasea su nariz, pero ¿A qué? eso debería pensar Furia ¿Qué hago yo aquí? Esta es la diferencia de un perro que crece en edad y no se ha cazado como debe cazarse desde que tienen 1 año de edad. Que importante es todo esto para tener un buen perro.

Primer día de caza, primer día para valorar, primeras decepciones. ¿porqué me extraña? No tengo un perro con experiencia que me haga bien el trabajo, pero no deben pagarlo Furia y Luna. Eso pienso y decido esperar al martes y ver en qué se traducen mis esfuerzos.

viernes, 23 de julio de 2010

Cuando Furia y Gora se perdieron en el Moncayo

5 de Julio de 2010. Decido sacar a los perros para que hagan ejercicio. Durante estos meses en los que no debemos molestar a las especies para no interrumpir las tareas de reproducción, el campear a los canes se traduce a moverte por lugares no habituales en el resto del año. Así es. El lugar elegido y que me ofrece esa tranquilidad es el Moncayo. Me permite leer, mientras los perros corren, se bañan, disfrutan de una libertad que en la perrera no tienen.


Ese día la tranquilidad pronto se transformó en zozobra y preocupación. No era para menos. Me faltaban 2 perras. Gora y Furia. Mi Esposa, me dijo "No tardes, para comer pronto". Había tiempo para que todo saliera bien. Eran las 11 cuando solté y hasta las 12:30 todo eran ir y venir los perros, unos y otros, hasta que alrededor de las 13 horas, me dispongo a recogerlos para marchar a casa. Empieza la espera, tardan demasiado, las horas pasan y no aparecen. No es normal la tardanza y decido meter en el carro los presentes y me dispongo a la búsqueda a pie. Me voy hacia la zona de Agramonte y compruebo para más preocupación que esa Zona está muy concurrida por coincidir la celebración de la Romería del Quililay. Tradición que consiste en que muchas personas se desplazan al Santuario de Ntra.Sra.la Virgen del Moncayo, para venerarla. Se puede pasar un día muy bonito. El Ayuntamiento de Tarazona en conjunción con el Cabildo de la Catedral de esa ciudad, hacen que eso sea posible. Reciben a todos en Agramonte con las tradicionales Migas a la Pastora y luego se asciende al Santuario que se encuentra en la zona del Cucharón. Desde este lugar o un poco más arriba se pueden divisar unas vistas preciosas. Para quien no haya estado, decirle que merece la pena hacer una visita a ese Lugar. Se celebra la Santa Misa Baturra, también muy bonita para después degustar las judías que el Sr.Cabildo ha encargado obsequiar a todos los allí presentes.

Mis dudas. ¿Qué hago? Me voy o no me voy. Si me marcho con el coche y vienen, al no estar, problemas. Me buscarán y luego es más difícil buscarlas.

Decido dejar el coche con el carro para si vienen se queden y me marcho a buscarlas andando. Voy y vengo varias veces, pero al carro no acuden y tampoco las encuentro buscando a pie. Pasan las horas, 7, 8 sin verlas, muchas horas. Tomo el coche, dejo una prenda en su lugar y decido buscar con el coche. De las muchas personas a las que preguntamos, solo una familia me dio datos fiables de haber visto a una perra marrón, que coincidían con los de Furia.

Primer Milagro de San Antonio.

En Agramonte me encuentro con Nati , la madre de mi cuñado José. Estaba esperando el autobús para regresar a Tarazona, junto con un grupo de romeras amigas. Nos despedimos y me dice " Bueno, Juan, reza a San Antonio para que te ayude a encontrarlas" Dicho y surgió el milagro. Me doy la vuelta y a 10 metros me encuentro a José Miguel Jiménez Sánchez con su Familia. Nos saludamos y le digo lo que me pasa. Me dice ahí tienes una, echada junto a uno de los coches aparcados. Efectivamente era GORA. San Antonio bendito, te debo una.

Recorro todo Moncayo buscando a Furia, pero nada de nada. ¿Se habrá ido con alguien? ¿La habrán recogido? ¿ Estará en buenas manos? muchas preguntas.

Mi hijo Emilio difunde la noticia a través de la red Facebook y el hecho de saber que miles de personas en todos los alrededores conocerían el extravío en minutos, me tranquiliza. No obstante, decidimos irnos toda la familia a recorrer nuevos caminos de los pueblos de las faldas del Moncayo aragonés. Resultado: nadia había visto a la perra.

Segundo milagro San Antonio.

A los dos días del extravío, me encuentro en la huerta, cuando mi hermana Mila, me llama al móvil. Juan, te voy a dar una buena noticia. José ha encontrado la perra en Santa Cruz, pueblo cercano de Tarazona y a una distancia de 20 Kms. del lugar de extravío. Ha salido a dar un paseo con la bicicleta y en uno de los caminos junto al pueblo la ha visto, muy cansada y está con ella, esperando a que vayas y la recogas. !uh, que respiro! tras la tempestad, viene la calma. Así es.

Primero Nati me presenta a San Antonio y encontramos a Gora y después es su hijo José, mi cuñado quien encuentra a Furia.

San Antonio, te debo dos.

Para todos que extravíen algo, decirles que nunca se cansen de buscar, que no se den por rendidos y que si no se busca, no se encuentra.

domingo, 23 de mayo de 2010

Mía de Aregorata

Mía de Aregorata. Hija de Oreka Alai (Laster) de Iñaki Sagasti x Oreka Adaka (Kandy) de Juan Ruiz. De tal palo tal astilla. Cabeza y pasión fundidos en un cuerpecito setter. Procedía de líneas becaderas, pero ella, empezó cazando codornices, después perdices y cuando la llevamos al monte, el primer día ya trataba a las becadas con la destreza de una experta becadera.

En este fragmento de vídeo sobre perdices, demuestra la delicadeza con la que lleva a las rojas por delante. Viendo a Mía, no hace falta ver a las perdices, te las imaginas, apeonan por delante, se paran, piensan que ya no les sigue nadie, se confían, Mía guarda la distancia, gatea, se esconde, de pronto, la perdiz siente que no está sola, vuela y Mía con un andar que parece un correr, toma de nuevo la emanación, para seguir con el juego.

Continuará....

Dedicado a mi Familia, a mis Amigos y a todos los aficionados. Disfrutarla.




El juego de Mía con las perdices continúa. En un próximo, el desenlace.

lunes, 26 de abril de 2010

II Edición Perro de Caza Valle de Mena 24.04.10


Poco tiempo ha pasado desde la Gala Becadera de Amurrio y nuestro amigo Fabian de Pablo ya nos anticipa la celebración de la II Edición del Perro de Caza en su Valle de Mena. Estuvimos en la I Celebración y prometemos estar en esta también. Fabian nos recuerda la hora de comienzo de la Exhibición de perros a cargo de Jon Rementería, Campeón de Euskadi de Caza Práctica y San Huberto.

Llegamos sobre las 9:20 y nos quedaba tiempo para tomar un café y dar un paseo por la plaza de Villasana de Mena. La primera persona que nos encontramos fue a Joseba Félix Tobar, empezaba bien la mañana. Fabián nos había comentado que no iba a poder asistir, así que fue una sorpresa agradable.

Se acercaba la hora y nos fuimos hacia el Polideportivo Municipal a presenciar a Jon y sus perros. Apareció con Salto de Haut de Cobluco.



Había poco público, pero los que estuvimos, pudimos presenciar un perro muy estilista y que cumplió de sobra con todas las espectativas. Jon Rementería tuvo que hacer uso de la educación, para que el perro se dedicara a deleitarnos en el lugar fijado, el Campo de Fútbol. Me gusto lo que hizo Salto en la primera codorniz. Hizo todo perfecto y vio como se iba volando fuera del césped. Jon situó de nuevo al perro en la zona inversa de donde se fue la codorniz, pero la memoria y demostrando que antes que un exhibicionista es un gran perro de caza, se fue directo a localizarla donde estaba. Es en estos momentos, cuando Jon, ordenó a Salto que se olvidara de esa y buscara otra avecilla. Pronto lo hizo y nos deleitó con un trabajo bello, propio de un can que sabe hacer su trabajo bajo la dirección de su conductor. Enhorabuena Jon. En lugares como estos, es difícil hacer una exhibición, pero tu y tu perro lograstéis agradarnos.


El día estaba formidable, después del largo invierno, el sol era bien recibido y con el nos fuimos a conocer un poco el Pueblo. Mi amigo Pepe y yo nos fuimos a la Charla Coloquio que impartía IBON TELLETXEA-Biólogo-Veterinario,Cazador, Experto en Becadas. Anillador específico de becadas durante 10 años. Técnico de la Asociación de Cotos de Caza de la Provincia de Alava, etc.etc. Nuestras esposas Reme y Maribi, se fueron de compras. Joseba Félix Tobar, nos había dicho que había buenos embutidos y legumbres, así que cada uno a disfrutar de lo que gusta. Ellas de compras y nosotros hablar de perros y becadas.





Por primera vez, sentí algo especial durante la Charla. Fue cuando IBON TELLETXEA, explicó el viaje que hicieron a Finlandia. Un PTT estaba enviando señales desde un lugar de esas tierras y buscando milimétricamente, fue encontrado en medio de un camino. La becada portadora de ese PTT seguramente la habrían matado. !Que emoción! Como me puede pasar algo así a mi sin estar familiarizado como ellos. !Que no sentirían ellos! Los trabajos de investigación que realizan todo el equipo, bien merecen el aplauso y la admiración de todos los públicos. Cazadores y no cazadores. Sirven para mucho, principalmente para un mejor conocimiento de la becada y con el, invitar a todos a que respetemos a esta ave, que no se cometan atropellos de muertes fáciles, aprovechando climatologías adversas para las aves y que sepamos disfrutar con nuestros perros.El próximo año, volverán a estar entre nosotros. Si las matamos no. Enhorabuena IBON, a JOSEBA FELIX TOBAR y a todo el equipo de Scolopax Sin Fronteras por vuestra gran dedicación y buenos resultados.

Era hora de comer. La cita era el Restaurante Don Pablo.

El presidente de la Asociación organizadora del evento,Pablo, al frente de la misma y los allí presentes, parecía un grupo de amigos, éramos pocos pero que bien lo pasamos. Alli compartimos mesa con La Familia Uskola de Lequeitio. Jon, cazador y pescador de pesca submarina e Imanol Urretxo Sarasua, hijo de nuestro amigo Carlos Urretxo, pelotari, aunque también le gusta la caza. Primero hay que ganar los partidos Imanol, luego con un buen perro a por las becadas que se le vayan a tu Padre. Tambien como no, con nuestro amigo Unai Gutiérrez Fernández y José Alejos Alvaro, todos cazadores.

Al finalizar hubo bastantes regalos, pero el más especial, un cachorro del afijo ARETXONDO cuyo propietario es Jon Rementería. Bonito cachorro, blanco naranja y buen carácter. No tenía miedo alguno. Ahora que lo cuide el agraciado Jesús y que haya suerte de salir un buen perro de caza.




Tocaba a su fin el bonito día, cuando Felipe Canales afijo Camposdelante al facilitar los datos de mi blog, para visionar las fotos del día, me correspondió con su página Web e invitó a ver sus canes. Preciosos Deutch Drathaar. Gran Selección. Seguro que tendremos otro día para hablar con más calma, Felipe. Gracias por todo.

Para terminar, felicitar a la Junta Directiva, por obsequiarnos con este gran día. Muchas gracias.


SI QUERÉIS VER LAS FOTOGRAFÍAS DE TODO EL DÍA PODÉIS HACERLO PINCHANDO AQUÍ

martes, 9 de marzo de 2010

Gora, pura aficción por la caza



Cuando decidí grabar a Gora tenía 8 ó 9 meses. Habíamos grabado a Verdi con 3 meses y medio y todo que fuera no superar esa referencia, teníamos la falsa idea de que estaba en un nivel inferior. Así es, debemos recordar siempre a los grandes perros, pero no compararlos y pretender tener otro igual. No lo conseguiremos. Un gran perro tiene excelentes cualidades, pero al comparar, cada uno es diferente, por ello, cada uno de nosotros, debemos valorar y disfrutar con nuestro perro. Sacarle lo mejor de el. Si es un perro diferente por sus excelencias, aunque no sea el mejor de todos, nos dará satisfacciones como ninguno.

GORA, Ya desde los 4 cazaba como si alguien le hubiera enseñado, pero no. Todo en ella ha sido natural, su única idea es buscar la caza. Su lado más dificitario, ensillada y con unos andares no recomendados, los ha superado siempre con su precocidad, su disposición, su aptitud y su belleza en la caza, cargada de pasión. en la grabación se escuchan demasiado mis palabras de aprobación y ánimo por tratarse de una perra muy joven y que a quien vea el vídeo y lo escuche, puede resultarle molesto. Yo aconsejo ver a la perra y quitar mi voz. Dicho eso, va para todos mis amigos y aficcionados a los perros. Mi hijo Emilio que es su conductor, podría reflejar los muchos lances con la caza y que son los más bonitos, pero esos, están en su memoria. A falta de estos, ahí va una pequeña muestra de una setter apasionada. Dedicado a mis amigos y aficcionados.

Verdi el atleta



Hoy, Verdi, te voy a presentar a mis amigos, que no te conocen. Les he hablado de ti, de cómo eras cuando tenías 3 meses y medio, de cómo te comportabas y que mejor forma de hacerlo que mostrarles el vídeo que tenemos de ti. Cuando he hablado de ello, algunos ponían caras un tanto raras y no exentas de gestos de duda. Yo lo comprendo, pero eso quedará aclarado cuando te vean. Ah, también si me permites, te presentaré a todos aficionados a ver perros que hagan cosas diferentes y siempre orientadas a la caza en el sentido para mi más puro. La caza con perro.

Escribir hoy sobre Verdi, me resulta fácil. También a mi hijo Emilio. Cuando Verdi tenía sus 3 meses y medio, Emilio y yo salimos al campo acompañados de la videocámara y dispuestos a ver algo diferente, de lo que no es fácil ver en un cachorro de su edad. Yo había visto algo el día anterior al meterse casi de noche en un trigo sin cosechar. Empezó a cazar, yo no me lo podía creer, pero a los que nos gustan los perros, sabemos cuando están haciendo una labor y cuando otra. Esta vez, estaba cazando y con el temor de que se metiera en el trigo y se desorientara, lo recogí. Cuando llegué a casa, estusiasmado, loco de alegría diría yo, le dije a toda la familia lo que había visto y como no, a mi joven cazador, mi hijo Emilio. Mañana iremos a que veas algo maravilloso. Así fue. Los calificativos de Independiente, Cazador, Atleta, que se pronunciaron ese día, han sido los que le han acompañado toda su vida y morirá con ellos.

Verdi, fue creciendo y su comportamiento no estuvo exento de alguna duda para mi, como que debido a esas facultades atléticas no buscaba la caza como debía buscarla. Sin embargo, mi confianza en sus cualiadades, nuestra intervención y dejar que madurara, han sido la clave para disfrutar de innumerables lances propios de un excelente perro de becada.

Cuando decidimos criar y observar una camada, a mi siempre me pasa lo mismo. Te fijas en aquellos cachorros que dándoles las mismas oportunidades que al resto, hacen cosas diferentes. Según pasan los días, los hermanos de camada, harán otras que nos gustarán y que poco a poco se igualan y que se hace muy difícil la elección, pero casi siempre destaca ese perro que nos cautivó el primero, en este caso fué mi gran Verdi.

Disfrutadlo todos.

domingo, 7 de marzo de 2010

VI Gala de Becadas en Amurrio 06.03.10



Un año más, me desplacé ilusionado hasta Amurrio (Alava) para vivir un día entre buenas amistades e interesantes contenidos. Así es. Carlos Urretxo me llamó algunas semanas antes, para informarme de esta celebración e invitarme a estar con el grupo. Siempre he sido bien recibido y también siempre, he quedado muy agradecido. Acepté con sumo gusto esa invitación.

Fabián Cobides, me llama por el móvil desde el mismo Bar Mirandés, lugar de trabajo de Carlos. Me pregunta: "dónde estás, Juan" le digo en el Bar Mirandés (pasaba justo enfrente con mi coche), Fabián comienza a mirar dentro del Bar con cara de extrañeza, diciendo "no puede ser, si estoy yo aquí ". Bien, la mañana comienza bien. Allá están Carlos, Fabián, Unai, José, Carlos "Txapu" Juanma, Manolo, Alejo, Bea y .......... un fuerte apretón de manos y nos disponemos a presenciar una exhibición de perros de muestra.

El lugar es muy bonito para que todos los espectadores disfruten y vean el trabajo de los perros. Lástima que tenga que ser artificial los refugios de los faisanes. Montones de ramas de pino. Es difícil ver un buen trabajo de los perros así. A pesar de ello, vi estilo en los setter y pasión en el bretón blanco y negro de Iñaki Elorriaga y sobre todo, absoluto respeto al vuelo. No me gustó su aproximación excesiva al pájaro, pero insisto, en esas circunstancias artificiales, no se puede valorar a un perro.

Acabada esta demostración, nos fuimos al Salón de Cine para escuchar interesantes actuaciones. El Veterinario Sr. Intxausti, nos habló de las Displasias de Codo y Cadera, proyectadas en gran pantalla para deleite de los presentes. Su alta carga hereditaria, hace que se desaconseje el criar con ejemplares afectados. Aquí debemos ser rigurosos. Cuando se hace una camada, debemos esforzarnos por buscar ejemplares sanos y que reunan las características de la raza. Sólo de esta manera, estaremos ilusionados y todos nuestros perros serán queridos y no menospreciados o abandonados.

Me resultó interesante la intervención del Sr. Ibón Telletxea, técnico de la Asociación Alavesa. Se pretende un cambio en la actitud de los cazadores de becada. Para ello, se nos explicó que con los estudios hechos sobre migraciones se ha demostrado que las becadas, anidan en el Norte de Europa e hibernan desde Bretaña hasta el norte de Afríca. Es decir, si no abatimos una becada, esta hará sus trayectos, pero volverá otra vez a los mismos lugares que dejó. Por ello, se comparó la Becada con la Perdiz roja.

En los lugares que hay perdiz roja, se proteje más. Es autoctona y si desaparece, ellas solas no van a venir, por tanto se gestiona mejor. Se teme a que por una excesiva presión, la población de rojas desaparezca. Con la becada debemos actuar igual. La becada que viene a nuestras tierras, si no la abatimos volverá al lugar de partida. No abusemos, seamos respetuosos y practiquemos la caza disfrutando del buen lance y no de las muchas capturas. En mi tierra, existe más perdiz roja que becada y tengo que decir que me encuentro en un proceso de cambio profundo. Me cuesta matar una perdiz que no haya sido trabajada perfectamente por el perro. Así que no entiendo que hablemos tanto de perros, que queramos tener todos el mejor, y que vayamos al monte con el único pensamiento que el de matar. Que vuela una perdiz que ni tan siquiera la ha visto el auxiliar y que le disparemos. No lo entiendo. Yo también lo he hecho, pero no me satisface.

La caza es un deporte noble, pero si se practica con nobleza. Luchemos para ser respetados por la Sociedad. ¿Qué valor tiene disparar a un animal sin la intervención de nuestro perro? ¿Qué número de perdices matamos así ? ¿Qué número de perdices matamos a muestra?

Meditemos y Cambiemos.

Nunca falta algún deportista de élite. En esta ocasión pudimos presenciar al pelotari y cazador de becadas Abel Barriola. Desde aquí nos fuimos a comer, previa presentación de la entrada nos regalaron una camiseta y una buena comida. Participamos en numerosos sorteos de productos de las distintas casas comerciales y para cerrar el acto, se sorteó un cachorro donado por el criadero del Alto Humarán. Que alegría da, al escuchar que la bola premiada coincide con el número de la entrada tuya. Eso le pasó al agraciado de esta Gala. Bonito cachorro, una buena cabeza y un mejor comportamiento. Después de estar en brazos un buen tiempo, abrumado por las caricias y alagos de los presentes, se dejó en el suelo y se puso a jugar. Me gustó ese carácter sin complejos. Suerte, amigo.

Estaríamos unos 250 cazadores. Que buen ambiente se respira. Todos hablando de perros, bueno, también se habla de otras cosas divertidas aunque si se lo preguntamos a Bea, no tanto. En nuestro grupo, se encontraba nuestro matrimonio amigo- Alejo-Bea. Nos reimos un rato del " Mal ajeno" Alejo, Nos contó que un día regresaba del monte muy contento y pidió un abrazo a Bea, ésta se lo dió, pero Alejo quería más ardiente, él le dió uno de su estilo, pero le apretó tanto que ha estado un mes convaleciente. Bea, después de pasar todo un mes dolorida y sin apenas respiración, todavía toma un palo para darle. Bonito gesto, Alejo. Así deberían ser todos los abrazos.

Para terminar, muchas gracias al Grupo. A Fabian por acompañarme en todo momento y mi Felicitación a todos los organizadores de este importante evento de amistad, aficción a los perros y las becadas, para que no decaigan en su gran esfuerzo, que es mucho y que muchas veces no se ve.

Ánimo a todos.

viernes, 29 de enero de 2010

Roco, el día que me enamoraste... en vídeo.

Dedicado a mi Familia, por permitirme dedicar tanto tiempo a los setters en busca de los mejores ejemplares.

A Iñaki Sagasti, por tener esos excepcionales perros que han dado forma al gran Roco de este vídeo. Lefanta Snorre padre de mi semental Mozart de Aregorata y éste, padre de Roco. Dunga de Aregorata, madre de Roco, hija de Oreka Emo y Oreka Adaka (Kandy).

A los hermanos Iturregui, también por tener a Kay de Kanpogane que unido a Yurre de Larrañazubi, de Iñaki Sagasti, engendraron a un fenómeno llamado, Oreka Adaka (Kandy) que ha sido la artífice de mi gran pasión por los setters.

A todos, una vez más, gracias por haberme hecho disfrutar tanto con varios de los perros criados.

A todos los amantes del gran perro. Para todos, ahí va este fragmento del vídeo y que por lo que se ve, me atrevo a decir que es fruto de un SUPERDOTADO.

No se ha colgado más tiempo de vídeo porque posiblemente os cansará, pero antes de echar las perdices, momentos antes de venir el perro a mi con la misión cumplida. resuelve el rastro de una pareja de perdices salvajes, que se encontraban en el trigo, y que había manifestado sobre 20 ó 30 minutos antes de echarlas.

Disfrutad todos.