martes, 9 de marzo de 2010

Verdi el atleta



Hoy, Verdi, te voy a presentar a mis amigos, que no te conocen. Les he hablado de ti, de cómo eras cuando tenías 3 meses y medio, de cómo te comportabas y que mejor forma de hacerlo que mostrarles el vídeo que tenemos de ti. Cuando he hablado de ello, algunos ponían caras un tanto raras y no exentas de gestos de duda. Yo lo comprendo, pero eso quedará aclarado cuando te vean. Ah, también si me permites, te presentaré a todos aficionados a ver perros que hagan cosas diferentes y siempre orientadas a la caza en el sentido para mi más puro. La caza con perro.

Escribir hoy sobre Verdi, me resulta fácil. También a mi hijo Emilio. Cuando Verdi tenía sus 3 meses y medio, Emilio y yo salimos al campo acompañados de la videocámara y dispuestos a ver algo diferente, de lo que no es fácil ver en un cachorro de su edad. Yo había visto algo el día anterior al meterse casi de noche en un trigo sin cosechar. Empezó a cazar, yo no me lo podía creer, pero a los que nos gustan los perros, sabemos cuando están haciendo una labor y cuando otra. Esta vez, estaba cazando y con el temor de que se metiera en el trigo y se desorientara, lo recogí. Cuando llegué a casa, estusiasmado, loco de alegría diría yo, le dije a toda la familia lo que había visto y como no, a mi joven cazador, mi hijo Emilio. Mañana iremos a que veas algo maravilloso. Así fue. Los calificativos de Independiente, Cazador, Atleta, que se pronunciaron ese día, han sido los que le han acompañado toda su vida y morirá con ellos.

Verdi, fue creciendo y su comportamiento no estuvo exento de alguna duda para mi, como que debido a esas facultades atléticas no buscaba la caza como debía buscarla. Sin embargo, mi confianza en sus cualiadades, nuestra intervención y dejar que madurara, han sido la clave para disfrutar de innumerables lances propios de un excelente perro de becada.

Cuando decidimos criar y observar una camada, a mi siempre me pasa lo mismo. Te fijas en aquellos cachorros que dándoles las mismas oportunidades que al resto, hacen cosas diferentes. Según pasan los días, los hermanos de camada, harán otras que nos gustarán y que poco a poco se igualan y que se hace muy difícil la elección, pero casi siempre destaca ese perro que nos cautivó el primero, en este caso fué mi gran Verdi.

Disfrutadlo todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario