domingo, 9 de enero de 2011

Esto también forma parte de la caza.



30/12/2010. !Que cosas me pasan!. Los acontecimientos van tan deprisa que voy un poco rezagado. Es jueves y me desplazo hasta Cascajosa con intención de cazar la becada. La mañana está fría, pero menos que otros días. Cazar este ave, requiere repetir un ritual que no conviene despistarse. Los collares, las pilas, el imán, gps, choques, cartuchos, etc.etc. y que completado los perros comienzan a recorrer el monte. No había pasado mucho tiempo cuando veo volar una becada antes de llegar los perros a tocar emanación. Ese comportamiento hace que piense que estamos ante una becada muy arisca y posiblemente tiroteada. Yendo en su busca, Verdi toca la emanación en otro lugar, pero la becada de nuevo se ha escapado. Prosigue la búsqueda y de nuevo Verdi localiza emanaciones y amplía el campo de búsqueda hasta dejar de oir el sonido del collar. Luna se escuchaba en dirección opuesta a por donde se había ido Verdi. Intento localizarlo yendo de un lugar a otro, pero sin éxito. El tiempo transcurre más despacio que mi preocupación. Yo pensaba, o está en muestra o algo ha pasado. ¿Puede que se haya unido a algún cazador? En una de las vueltas que di, veo un R-19 matrícula de Sn Sn, cerca del mío y observo que es de un cazador. Le dejo una nota en la luna delantera que indicaba el extravío de Verdi y si estaba con el que hiciera el favor de llamarme al n.º de teléfono.

Mientras recorro parte de la zona, estoy pendiente del propietario del R-19 para poder comprobar si está con el o no. Escucho un tiro, pero en dirección opuesta a por donde creía yo que estaría Verdi. Fui para ese lugar, pero no vi ningún cazador. Luego deduje que se trataba de un coto distinto donde tiraron.

Volví otra vez y pude ver como el R-19 se marchaba en dirección opuesta a la salida para el Pueblo. Le alcancé, le pregunté y me dijo que el perro había estado con el y que me acompañaba a buscarle, indicándome el lugar por donde había estado con el. Se llama Yoseba, reside en Sn.Sn. Se ofreció a buscar conmigo, le puso un collar a una de sus perras y no cogió la escopeta. Andubimos por el monte, pero el perro no apareció.

Recorro las pistas andando y llamándole pero todo sin éxito y las horas van pasando, el día se acaba y estoy a 90 Kms. de caza y mañana es nochevieja. !Vaya problema! ¿Qué hago? ¿Me quedo a dormir por aquí para buscar a Verdi al hacer de día o me marcho a casa y me desplazo otra vez de madrugada? Mientras tomo una solución a esas preguntas, comenzó a llover y vino la noche.

Hablé con Sr.Angel de Cascajosa al que le dejé mi tarjeta con los n.ºs. de telefono, por si lo veían por allá. También a los ganaderos propietarios de las vacas que se brindaron a llamarme si lo veían por allí. Lo mismo hice en el pueblo de La Seca y ya sobre las 8 y media de la noche, fui a Osona para dejar otra tarjeta. No había nadie, las casas cerradas, lloviendo y qué más se puede encontrar uno en una noche de estas? pues vi una luz en una nave agrícola. Por fin, allá hay alguien. Dejé el coche a unos 50 metros de la nave y me dirigí hacia la misma, cuando según estoy llegando, veo un perro, sentado, algo encogido, algo temeroso y blanco y negro. Parece Verdi, no. No puede ser, si, estoy a 10 metros y cada vez estoy más convencido que es Verdi. Es Verdi. Verdi, pero ¿qué haces aquí? !Que milagro! !Que Suerte! encontrarte aquí, en otro Pueblo, a estas horas, lloviendo y.... ¿El Collar? te han quitado el collar. Le pregunto al Sr.que estaba en la nave si le han soltado el collar, pero me dice que cuando se acercó el perro no llevaba collar. Recogí a Verdi y nos fuimos para casa. El collar SONIC SENTRY color butano era para mi muy importante, ya que por su sonido grave, era el que mejor escuchaba, pero la aparición de Verdi, hace que el collar pase a un segundo plano.

El día ha sido agotador, pero el hallazgo de Verdi ha supuesto para mi la máxima relajación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario