martes, 25 de enero de 2011

Sin Foto.

08/01/2011. Hay días que mejor sería no salir de casa. Eso diría del 8 de enero y que no saqué ninguna foto por temor a estropear la cámara. Vaya día.
El día 30/12 a pesar del extravío de Verdi y que le quitaron el collar de becadas, lo encontré y me llenó de satisfación, la becada que vi y que no pude buscar por el extravío del perro, me dejó con la esperanza de poder ir de nuevo a ese lugar a intentar capturarla.
Nos desplazamos mi amigo Pepe y yo a tierras de tardelcuende y Cascajosa para buscar alguna becada que de sentido a nuestra constancia por seguir cazando este ave.
El día 30/12 en los muchos paseos en busca de Verdi, pude ver casi todo el terreno y que el día 8 de enero deseaba buscar en las zonas que más me habían gustado. Asi lo hicimos. Entramos por el pueblo de Cascajosa, pasamos por mitad de la dehesa y llegamos hasta el límite del coto. Vi que donde deseaba cazar no era lo que había visto y pensando en dar con ese paraje, fuimos por todo el contorno. Era todo estepas y que donde quería ir, era todo pinar. Las tablillas azules del contorno nos decían que podíamos cazar ahí, pero nos metimos por una pista en dirección al pinar. Al comienzo del pinar hay una tablilla que observamos y que por el número de la misma, nos dimos cuenta que en esos terrenos no podiamos cazar. Atravesamos ese pinar y a lo largo del mismo, nos dábamos cuenta que había bastantes charcos de agua, pero al ser tierras arenosas, no íbamos a tener ningún problema, pero poco a poco iban siendo tierras arcillosas. Los charcos iban a más y las huellas de los tractores, hacían que se convirtiera en un suplicio el atravesar ese pinar. Poco a poco la cosa se iba complicando y en un abrir y cerrar de ojos, el Renault Laguna, patinó y ya no hubo forma de sacarlo. Si lo intentamos, pero cada vez peor. Había tal barrizal y charco de agua, que las ruedas al girar, despedían tal cantidad de agua con barro que el coche ya ni se veía. Solicitamos ayuda a 3 cazadores, pero ante ese panorama, no era fácil ayudarnos. Si lo intentamos entre todos, pero fue en vano. Estábamos a 90 Kms. de casa y teníamos que hacer algo para sacar el coche del barrizal. Llamamos al guarda de la Sociedad San Saturio, Javier Soria y le preguntamos dónde estaba. Nos dijo que en la Revilla. Le solicitamos su ayuda para que nos sacara con el todoterreno y que nos prometió dárnosla, pero debiamos esperar sobre una hora y media. No nos quedaba otra opción mejor que esperar, ya que en el lugar que nos encontrábamos no era fácil encontrar puntualmente un tractor. Sobre la 13:30 apareció Javier Soria con su todoterreno. Yo le dije "Vaya faena" Javier me contesta "doble faena" Yo le pregunto que porqué dice doble faena y me dice: Primero por quedar atascado y la segunda: Porque donde pensábais cazar no se puede. Aunque en la relación de cotos que nos envió la Sdad.S.Saturio indica como lugar permitido para cazar "Cascajosa" solo se puede cazar en las tierras, pero no en el monte. Vaya, vaya, es verdad que es una doble faena.
El coche con los perros lo teníamos a unos 600 metros de la pista donde esperamos al guarda y también el lugar donde queriamos cazar. Al ir hacia ese lugar, nos encontramos al titular del coto donde estaba el coche atascado. Después de cruzar unas palabras, nos dice "¿ Cómo hemos penetrado en una zona privada "? Le contestamos que no hemos visto la señal que así lo indique por el lugar que hemos entrado y si que la habíamos visto en el lugar de salida. Bueno, después de dar nuestras explicaciones y escuchar la versión y argumentos del citado titular, nos despedimos y fuimos a sacar el coche que era lo que más deseábamos.
Javier Soria después de preparar la cadena correspondiente, con su potente todoterreno nos pudo sacar de semejante atolladero. Gracias Javier por este gran favor.
Son las 2 de la tarde y ¿dónde vamos? ¿Nos vamos a casa o qué hacemos? Cómo nos vamos a ir a casa. Los perros llevan unas cuantas horas en el carro y por lo menos ir a otro lugar donde sacarlos. Decidimos ir a la Revilla. No conocíamos ese lugar. Es terreno de encina y en bastantes lugares, con bastante espesura. Pepe me dice ! " Vaya día que llevamos ! haber si perdemos algún perro ahora con las horas que son. No es fácil, digo yo. En lo último que pensaría yo es en eso.
Les ponemos lo collares a los perros, caminamos monte adentro y cuando llevamos 5 minutos me doy cuenta que Luna no la veo ni escucho el sonido del beeper. !Que raro! Luna nos está controlando con frecuencia siempre y no es normal que no aparezca. Empezamos a llamarla, una, otra y muchas veces más, pero Luna no da señales de vida. Esto no es posible. Ya no cazamos, solo buscamos, enojados y preocupados, cualquier cosa, pero todo menos cazar. Recorrimos el lugar en círculos por donde pensábamos que se había ido, pero al no dar resultado, andamos la parte más limpia del coto y con el día acabado fuimos al coche con la esperanza de que pudiera haber vuelto al lugar de partida. Cuando llegamos, unos pitidos fueron suficientes para que apareciera. El collar no pitaba, la pilar acabada y dónde había estado, pues no lo sabemos. Casi con toda seguridad que se iría tras algún corzo. Al menos eso pensamos nosotros. !Que día! mejor no haber salido de casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario