lunes, 14 de febrero de 2011

Criadores



!Que difícil resulta decidirse a la hora de adquirir un cachorro! Cuando has tenido un perro que te ha llenado de satisfacción y que ha resultado ser un gran perro, al faltar este, todo se complica. Comienzas a informarte de los principales criadores, de sus afijos, de sus perros y cuando llegamos a este punto, nos preguntamos ¿Qué se yo de ese perro? ¿Quién me informa? ¿ Dónde puedo leer algo verdadero de ese tal perro? Todo son dudas y lagunas que muchas veces se quedan sin contestar. Si nos fijamos en los resultados obtenidos en las diferentes pruebas en las que ha participado y esto fuera suficiente, sería muy fácil saber cual de ellos obtiene más y mejores puestos. Esto en algún caso, sirve, pero nos damos cuenta que en muchas ocasiones interviene y mucho en los conductores que lo guían, las veces que participa, si mucho de lo que hace es inherente al can o por el contrario ha sido educado y educado hasta hacer un buen trabajo. ¿Qué parte es heredable? Los grandes perros son a veces más difíciles de moldear y hay que invertir mucho más tiempo con ellos, pero luego nos compensan con creces todos los esfuerzos y ese material genético indomable, casi seguro que se transmitirá a la prole. Y me pregunto ¿ Dónde están estos perros ? Todos tenemos los mejores perros. No es así. Si pongo al descubierto las carencias de mis perros, no significa que sean malos, pero si que ayuda a elegir a una hembra adecuada o un semental que pueda compensar aquello que está más debilitado en el perro que queramos cruzar. Cuando hacemos una camada, debemos poner en un lado los puntos débiles y en otro los fuertes de cada uno de los progenitores y de esta manera, aunque con la genética no tenemos nada asegurado al cien por cien, conseguiremos que el resultado sea un poco mejor. En las pruebas de gran busca ¿qué perros están? ¿Los mejores? ¿Los más dóciles? Si estuviera ese perro capaz de "comerse el campo" y que al mismo tiempo fuera dócil, la dificultad de elegir un cachorro, pienso yo que se simplificaría.

sábado, 5 de febrero de 2011

Muestras a Pájaros.



Me he pasado toda la temporada corrigiendo esa predisposición en Furia. Algo que nunca me ha preocupado, hoy está acabando con mi paciencia. Creo que tiene que ser algo genético porque de lo contrario no lo comprendo. Han sido unos cuantos perros los que he tenido. Durante las jornadas en que no se practica la caza y se sacan para que hagan ejercicio, todos han mostrado los pájaros, pero también todos ellos, han abandonado esta conducta cuando vamos cazando. Jamás he tenido que intervenir con ninguno para quitar ese comportamiento. Con furia es distinto, hace muestras que a veces no puedo distinguir si es a perdiz o es a pájaro. Tengo que reconocer que me confunde y a veces me enfada porque el haber coronado un pico y que te tome una emanación para abajo, le asistas y que siga en muestra para abajo, camines bastantes metros en esa dirección y que te salga un pájaro, pues es para dejarla en el "banquillo" con lo que cuesta subir los picos y más cuando las fuerzas van justas, para que por un pájaro te hagan bajar otra vez.