jueves, 16 de agosto de 2012

Nos han cerrado el Coto de Agreda.





Hoy no hablaré de perros. Hablaré de gente sin escrúpulos, de los que pasan por legales y hacen todo lo contrario. Cometen atropellos como el que han cometido con el coto de mi pueblo. Nos han cerrado el Coto por 2 años y todo por ser inocentes. Hace varios meses murieron varios perros de pastores y también de cazadores por haber ingerido veneno. Los empleados de la vigilancia de la naturaleza, según ellos, encontraron otros animales muertos y que están protegidos. Las investigaciones que han realizado no han descubierto nada de nada, solo que han fallecido por la ingesta de veneno.

¿Cómo se soluciona esto? Para las autoridades de Medio Ambiente, muy fácil. Cerrando el coto, privando de cazar a 240 cazadores la caza menor, privando de cazar a 240 personas inocentes, porque lo dicen ellos. Si existe alguna persona que lo ha hecho por mala fe, lo único que premian es al malo y castigan al bueno. Claro, hay que pensar que ellos, los que aplican las leyes, son los buenos. Sinvergüenzas. Poco responsables, incapaces de averiguar la verdad y para proteger su asiento, castigan a inocentes. Basándose en que deben recuperarse las especies protegidas que han fallecido.  Para veneno el que distribuyó la Administración, ese si que fue la Administración quien lo distribuyó y sin embargo no pasó nada. Sobraban todas las investigaciones. Lo supimos todos. eso si que fue veneno "Legal, claro" para los topillos y se cargaron con un porcentaje alto de nuestra fauna cinegética. ¿A cuántos había que haber sancionado en esa ocasión por haber muchos motivos para ello, pero así es la "Ley". La indignación que me produce que me castiguen por ser inocente, hace que me acuerde de lo cara duras que tienen que ser y de la poca sensibilidad que tienen que tener. A esta forma de actuar le llamo yo, dictadura legal en una democracia.