domingo, 10 de mayo de 2015

Moro de Aregorata. El setter que imaginaba.


Moro de Aregorata.Fecha Nacimiento: 24/05/2014 (Traviata (de Juan Ruiz)  x Attila(Artu)de Iñaki Sagasti). En muestra sobre perdiz con 10 meses.


La camada con 32 días. Moro y Cira siempre observando, vigilantes siempre y captando todo lo que sucedía dentro y fuera del cubil. Cuando haces una camada con ilusión, son muchas las horas que dedicas hasta la elección. En su primera etapa (cachorros) ya te fijas en esos detalles que les diferencian del conjunto. Salen los primeros, se fijan en todo, no pierden la mirada a todo cuanto se mueve en el exterior y lo anotas cada día y te das cuenta que todos estos detalles suceden casi todos los días con los mismos perros. Uno de estos perros era Moro. Ha salido una camada muy, muy homogénea y me gustan todos, pero siempre me ha ido muy bien con esas primeras observaciones y considerando que a todos no vamos a poder cazar, uno de los elegidos será Moro de Aregorata.


Moro de Aregorata, guiando las perdices.10 Meses.

Moro junto con sus hermanos han estado cazando la becada toda la temporada. En varias ocasiones le decía a mi amigo y compañero de caza Pepe, que Moro me estaba decepcionando. Con su comportamiento en las jornadas de caza, me hacía pensar que tenía menos pasión que sus hermanos y mis pensamientos sobre él desde que era cachorro, eran muy distintos. Pensaba que era uno de los perros más listos de la camada. Tenía buena morfología, estaba muy bien pintado, pero era uno de los perros a descartar. Estábamos ante un cachorro, si,  pero teníamos como referencia a otros 6 hermanos de camada que recorrían el monte como si fueran adultos. Moro se volvía antes, necesitaba más contacto y nos presentaba muchas dudas.


Moro mostrando tumbado a las perdices.9 meses.

Hoy esas dudas han desaparecido. La pasión se ha multiplicado y los recorridos que hace son propios de un gran perro que localiza la caza con rapidez y precisión. Posee equilibrio en todo lo que hace y aprende con prontitud. Buena nariz y excelente estilo. Ese cachorrillo que veíamos en la perrera, expectante, pendiente de todo lo externo, estaba comportándose con prudencia en sus recorridos. No tenía la suficiente confianza como para irse como sus hermanos y nos estaba decepcionando. Una vez más, yo estaba equivocado. Me alegro por ello. Estaba siendo diferente porque su cabeza le funcionaba de manera diferente. 

Moro sobre perdices. 10 meses.

Es curioso, pero nada raro. En estos dos meses han salido tres hembras, Traviata, su madre. Yuma de Aregorata y Kandy de Aregorata. Con varios machos para elegir, pero de manera obsesionada, Kandy primero y Yuma después han deseado a Moro. Solo Traviata por ser su madre a deseado a Roco II. y Roco II estaba en la misma jaula de Yuma, pero no se quisieron.Son hermanos de camada. Traviata conoce muy bien a su compañero de caza, Roco II. Ambos llevan cazando la becada 2 años juntos. Detalles muy interesantes del mundo de los perros y que nunca deberíamos olvidar. Ellos mejor que nosotros saben con quien deben aparearse.

Moro controlando con prudencia la perdiz. 10 Meses.

Después de tanto trabajo, tanto gasto y tantos desvelos, a veces sin esperarlo, como es el caso de Moro, aparecen unos resultados que te ayudan a seguir con ilusión en la tarea de seleccionar grandes ejemplares.

Moro de Aregorata. 10 meses. Las perdices están cerca.