jueves, 12 de noviembre de 2015

Moro de Aregorata, entre corzos y perdices.


Moro de Aregorata en muestra sobre perdiz.

El día 25 de Octubre de 2015 se abre la caza menor en general. En las últimas salidas al campo con los perros jóvenes, me vengo a casa con la preocupación de que los cuatro perros se van con los corzos. La nueva temporada de caza está a la vuelta de la esquina y no estoy dispuesto a entrar en el monte para buscar la becada y que los perros estén con los corzos. Hay que trabajar para quitar esta conducta. He realizado correcciones verbales, pero sin éxito. El collar educativo que tengo no me funciona bien y cuando más lo necesito, me falla. En estos momentos me acuerdo de mi amigo José Angel García Marcos de Villasana de Mena, que en una de las Galas Becaderas de Amurrio me habló sobre las bondades del collar educativo y las múltiples aplicaciones con resultado positivo. Le pregunto sobre qué collar me aconseja y le hago caso comprando el Dogtra 4500 para cuatro perros. 

Moro de Aregorata. En muestra sobre perdiz.


Me encuentro en la semana del 12 al 18. Tengo máximo 10 días para educar a cuatro perros jóvenes, así que cada día saco 2 perros y voy en busca de los corzos. En esta semana de trabajo intenso, considero que voy por buen camino y que el objetivo está a punto de cumplirse, pero no con toda seguridad. El día 20 le toca salir de nuevo a Pirata y a Moro. Ambos hacen recorridos muy largos, pero ambos están a mi vista. No habrían transcurrido 5 minutos cuando Moro de Aregorata corona una montaña y ya no lo veo. Se pasan los minutos y Moro que no viene. Ya pienso que estará con los corzos, pero sin verlo no puedo corregirle. Me aguanto y decido coronar la montaña para ir en su busca. Cuando lo hago, veo a Moro de muestra. 3 corzos le pasan por debajo de él a unos 80 metros que no les hace caso y que sigue mostrando en dirección opuesta a los corzos. Entonces aparece Pirata que corona más arriba y levanta una perdiz y que era a lo que estaba mostrando Moro. Grande Moro, grande. 

Moro de Aregorata. En muestra sobre perdiz.


Que un perro joven esté fuera de tu vista tanto tiempo, permanezca a muestra a perdiz y que para más mérito, le pasen los corzos a su lado y que los ignore, me hace decir, que estoy muy contento con su evolución para ser uno de los grandes perros.


Moro de Aregorata. En muestra sobre perdiz.

Las prestaciones del collar dogtra 4500 son excelentes y con el se consiguen resultados positivos y muy fiables. Gracias José por tu recomendación.


Moro de Aregorata. En muestra sobre perdiz.

2 comentarios:

  1. Me gustaría saber cómo utilizas el collar educativo para lo de los corzos.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Es posible que mi respuesta no sirva para el terreno en que te mueves. En mi caso y considerando que tenemos bastante campo abierto y los corzos se ven con facilidad, me resulta relativamente fácil el corregir esas conductas. Primero veo si hay tendencia a irse tras ellos. Si es así, le pongo el collar, pero no lo uso. Le doy alguna orden verbal que indique que no está bien lo que hace. Lo someto otro día a lo mismo y nueva corrección. Lo normal es que continúe yéndose. Es hora de utilizar el collar con aviso y la mínima intensidad. Si en la próxima salida se vuelve a ir, nueva corrección con el collar y un poco más de intensidad, pero muy poco. Que le haga desistir y se de cuenta de que no debe tener esa conducta. Dependiendo del perro que tengamos delante, necesitaremos más o menos salidas para que aunque los vea no haga caso y si lo hace que sea la reacción al instinto, pero nada más. En campo abierto es fácil. En monte cerrado, debemos hacer lo mismo, pero cuando eduquemos debemos estar seguros de qué hace nuestro perro antes de manejar el mando educativo. Es posible que nos cueste un poco más de tiempo. Deseo te haya servido mi experiencia. Un saludo.

    ResponderEliminar