viernes, 12 de febrero de 2016

Temporada de Perdices para olvidar.

     31 de Enero de 2016. Fin de mes, fin de temporada y no se yo si será el principio del fin de nuestra perdiz roja.


Kandy de Aregorata (Kobi x Traviata) en muestra sobre perdices.

     La perdiz roja en nuestro coto peligra. Con este pensamiento he terminado esta temporada y que a diferencia de todas las anteriores, deseaba de corazón que se acabara. Disparar apenas he disparado y si lo hacía sentía pena. Pocas veces me ha pasado esto y cuando me ha sucedido, creo que ha sido momento de hacer algo. Recuerdo hace muchos años, un día de desveda, entonces  el 12 de octubre que hacía mucha calor. Nos podemos imaginar el primer día de caza, buen tiempo y gran número de cazadores en el campo. Las perdices volaban de un cerro a otro, del cerro a la finca y de las fincas a los cerros. En fin, para que voy a dar más explicaciones. A eso de la una de la tarde, la perra me detecta una perdiz, me la muestra y en su guía, veo la perdiz apeonar, sigo a la perra y la perdiz seguía apeonando. No podía levantar el vuelo de lo cansada que estaba. Me dio tanta pena que me dije "esto no deseo que me suceda más" Tenemos que hacer algo. Mi sentimiento era también el de otros cazadores y se propuso el retrasar la desveda dos semanas. Se llevó a la Asamblea General y se aprobó dicha medida. Dos semanas más de crecimiento y unas temperaturas más frías, favorecieron de manera significativa a una mejor defensa de las perdices.


Kandy de Aregorata muestra sobre perdices.
   
     En esta temporada también he sentido pena. He visto cómo terrenos que siempre han sido querenciosos para las perdices, esta temporada no se veían. En conversación con algunos cazadores, me decían que ellos si que habían visto. Buenas noticias son, pero dónde se han visto? En lugares super-difíciles de cazar bien por la altura, bien por lo sucio del terreno o por otros factores que en anteriores campañas eran motivo de no ir a esos parajes y que coloquialmente llamábamos reservas por la defensa que encontraban en ellos las perdices. 


Yuma (Tango de Aregorata x Etorri) muestra sobre perdices.

     ¿Qué ha pasado esta temporada con las perdices? En agosto se veían algunos bandos pero éstos han tenido muchos enemigos. Un año seco como no se recuerda. Todos los días hábiles para la práctica de la caza ha hecho un tiempo que parecía primavera y eso ha favorecido que hayamos salido más al monte. Las águilas van en aumento y no paran de otear a sus presas las perdices.


Águilas cazando por la Atalaya

    


     Las actuales prácticas agrícolas son cada vez más agresivas. Las muchas zonas de reserva que nos han hecho dejar para cumplir con la sanción injusta por algo que no hemos hecho, no favorecen para nada a nuestro coto. Se reducen los espacios y provoca la concentración en el resto del terreno de mayor número de cazadores. Los miles de pinos que se han puesto en todo el territorio, han convertido a nuestros terrenos en zonas inservibles para las especies de caza menor. Eso si, estupendo para que abunden los corzos. No vemos más que corzos. Hectáreas y hectáreas impracticables para la caza y que pronto ni se podrá entrar por el tamaño de esos pinos. 



Kandy a muestra sobre liebre

Resumiendo: Tenemos que hacer algo. Este año ha quedado muy poca perdiz. La próxima temporada tendremos que ser muy observadores para conocer el número de ejemplares que hay en el terreno y gestionar en base a las existencias. Revisar las zonas protegidas a nuestra voluntad si procede seguir teniéndolas o es preferible abrirlas y proteger otras que han quedado muy desiertas. Respetar los cupos. Pensar en cazar más tiempo a cambio de tirar solo a la perdiz que nos esté cazando nuestro perro. Sobre las alimañas, ya no me atrevo a decir qué se puede hacer, porque muchas veces pienso que algunas personas ajenas a nuestro colectivo de cazadores, solo piensan en que haya águilas y ya sabemos qué comen las águilas. Los zorros y mustélidos sin control, etc.etc. ¿Qué nos permiten? Hay que moverse para conseguir autorizaciones que permitan este control porque si no es así, muy mal futuro nos espera.



Kandy sobre la misma liebre



Yuma y Kandy sobre la liebre


Yuma y Kandy en la misma escena de liebre


Yuma y Kandy. Ahí está la liebre. En la asistencia saltó el ribazo y casi se mete en mi. Supo hacerlo. Yo no llevaba escopeta. Que lista.