jueves, 5 de mayo de 2016

Enigma entre celo y parentesco Setter Inglés


     Cira de Aregorata (Sati) en celo y custodiada por 3 de mis machos. Duque de Aregorata dentro de jaula abierta, Moro de Aregorata afuera y pegado a la jaula de Sati.y Roco II de manchas negras en orejas,torax y rabo. 
     Sati es hermana de camada de Duque y de Moro. Hijos de Atila (Artu) de Iñaki Sagasti x Traviata, mía.
     Sati  de Iñaki Sagasti, es hija de Traviata y ésta hija de Verdi de Aregorata.
     Roco II es hija de Tango de Aregorata y éste hjijo de Verdi de Aregorata. 

     Atendiendo a sus pedigrees si tuviéramos que cruzar a Sati lo haríamos con Roco II, pero nunca con Duque o Moro por ser hermanos. Aquí viene el enigma.

     Me gustaría saber más de la vida oculta de los perros. Por mucho que leo y estoy en contacto con ellos, me siento un ignorante sobre qué "piensan" en determinados momentos. A continuación uno de esos momentos.

    En el primer periodo del celo (Poestro) Sati y Roco II se incitan en juegos, pero no lo acepta por el periodo en que se encuentra.
     En el siguiente periodo (Estro) entran a formar parte del deseo sexual, Duque, perro con mucho carácter y dominante. Moro, inteligente y muy equilibrado que hasta este momento no había dado señales de existencia hacia Sati, está dispuesto a demostrar quién manda ahí. y el tercero para más presión, Roco II que está loco de amor. inteligente, enigmático con su seriedad en muchas ocasiones, está dispuesto a montar como un poseso y al no poder con Sati por impedirlo nosotros, monta a sus congéneres. Primera incógnita. ¿Monta a Duque atendiendo a la sexualidad o por un acto de dominancia? Claro, Duque le gruñe y Roco II enseguida se baja. No entran en pelea porque no se les permito. Si no lo hiciera, cualquiera de ellos querría ser el líder y actuarían como suelen hacerlo los animales. La ley del más fuerte.

     
     


    Ya quedan solamente dos machos y sin peleas. Duque dentro de jaula abierta y Moro protegiendo la jaula de Sati, pero sin menearse de su posición original.

     Hay dos momentos en los que todos los perros de casa se alteran. Una cuando intuyen que van a salir al monte. La otra cuando hay una perra en celo.

   Decido sacar algunos perros al monte. Algo curioso y distinto sucede a lo que pasa siempre en estas ocasiones. Todos los perros se prestan a salir con la pasión de siempre, excepto Moro que se queda custodiando a Sati. No me lo puedo creer. Que Moro con lo apasionado que es para salir se quede en casa. 
     No insisto y acepto que se quede en casa y me voy con el resto de los machos.
    Pasadas unas dos horas, vuelvo a casa. Antes de sacar los perros del carro, voy a abrir la puerta para cuando saque los perros del carro entren directos donde están las perreras. Sorpresa monumental la que me llevo al abrir la puerta. Abro la puerta y Moro viene con toda su energía a por mi y dispuesto a enfrentarse a todo aquel que intente robarle a su hembra. Entre la incredulidad de lo que estaba viendo y mi entereza para no demostrar miedo ante semejante lance que no me esperaba, Moro desiste de su fiera actitud y se marcha a proteger a Sati. 

     Después de lo que he visto. Me quedan muchas dudas de qué hubiera pasado si todos mis machos hubieran estado libres con Sati en celo. La hubiera cubierto Moro que ha demostrado ser el macho más fuerte aun siendo hermano de camada de Sati? O se habría elegido Sati a Roco II por ser el que menos consaguinidad tenía con ella?


     Moro de Aregorata custodiando pero no a Sati. En esta ocasión a su becada. Su gran pasión.

Moro de Aregorata a muestra con la becada.

Moro de Aregorata todo un líder en diferentes facetas. Apasionado en el monte, Apasionado en el celo, Pacífico en el resto.
Roco II con las becadas.

Roco II con Traviata en las becadas.


Duque de Aregorata a muestra sobre becada


Duque de Aregorata controlando a su becada con poderío.

Nerón de Aregorata controlando a distancia a su becada.

Nerón de Aregorata controlando a su becada haciendo gala de su buena nariz.

Varios machos para una hembra y para colmo no les dejo satisfacer sus deseos. Que ingrato soy.